Bosque de Muniellos 1200x800

Las autoridades comunitarias han acordado plantar 3.000 millones de árboles antes de 2030, seis por cada habitantes de la Unión Europea (UE) con el objetivo de mejorar la calidad de los bosques de los países miembros. Es la hoja de ruta que han presentado las autoridades comunitarias, la denominada Estrategia Europea de Bosques, que se enmarca en la batería de medidas legislativas que la Comisión Europea (CE) quiere poner en marcha para acometer la transición ecológica. 

“Los bosques son aliados fundamentales en la lucha contra el cambio climático y la pérdida de biodiversidad. Funcionan como sumideros de carbono y nos ayudan a reducir los impactos del cambio climático, por ejemplo, enfriando las ciudades, protegiéndonos de las grandes inundaciones y reduciendo el impacto de las sequías», señala la Comisión Europea.

“Son necesarios para la biodiversidad y la regulación del clima y del agua, el suministro de alimentos, medicinas y materiales, la captura y almacenamiento de carbono, la estabilización del suelo y la depuración del aire y el agua”, apunta la Comisión.

“Tenemos que protegerlos, recuperarlos y gestionarlos de forma sostenible, ya que son cruciales para nuestra vida y medios de subsistencia”, añade la CE.

En este contexto, las autoridades comunitarias proponen medidas concretas para incrementar la cantidad y calidad de los bosques en la UE, así como aumentar su protección, restauración y resistencia.

Las acciones planteadas aumentarán el “secuestro” de carbono a través de sumideros y reservas, contribuyendo así a la mitigación del cambio climático.

La CE también plantea acciones para mejorar las estructuras y gobernanzas de los bosques. Por ejemplo, desarrollando planes de subvenciones para aquellos propietarios que apuesten por la diversificación forestal e impulsen ecosistemas alternativos.

Una inversión de 20.000 millones de euros al año

En este plano se encuadra el plan para plantar 3.000 árboles en toda Europa, en línea con principios ecológicos. Según un cálculo realizado el pasado mes de octubre este ambicioso plan requerirá una inversión de 20.000 millones de euros al año hasta 2030.

Durante la presentación de la Estrategia Europea de Bosques, el vicepresidente de Pacto Verde, Frans Timmermans, defendió el trabajo de Bruselas para proteger los bosques europeos, al considerar que son el “escenario de la mayor biodiversidad que se da en la tierra” y que “clave para mantener el agua limpia y los suelos ricos”. 

“Los bosques europeos están en riesgo. Por eso trabajaremos para protegerlos y restaurarlos, mejoraremos la gestión forestal y apoyaremos a los guardabosques”, subrayó Timmermans, quien añadió que esas medidas van en beneficio de la propia salud y el futuro de los seres humanos.

Los bosques y otros territorios forestales cubren más del 40% de la superficie de la UE y proporcionan empleo a 2,6 millones de personas, en especial en zonas rurales, y un medio de vida a cientos de miles de empresarios y propietarios de bosques.

bosquesbosquesBosque. Foto: pixabayLos silvicultores, junto con los agricultores, son los principales gestores de la tierra de la UE, contribuyendo “de manera importante al crecimiento económico, al aumento de puestos de trabajo y la prosperidad, especialmente en las áreas rurales”, según los dirigentes comunitarios.

“Los bosques sirven para múltiples fines: económicos, ambientales y sociales; también son una fuente de energía renovable y contribuyen a mitigar el cambio climático”, añaden.

Junto con los océanos, los bosques y el suelo son los recursos naturales más importantes de la Tierra en relación con el mantenimiento de un ciclo del carbono equilibrado.

Reducir el uso de pesticidas y plaguicidas peligrosos

Como complemento al proyecto para plantar 3.000 millones de árboles, un objetivo «prioritario», la CE se ha propuesto otras dos metas para esta década: reducir a la mitad el uso de pesticidas y plaguicidas peligrosos, y conseguir que la agricultura ecológica cubra al menos el 25% de la superficie total cultivada en el Viejo Continente.

“En el contexto de una presión creciente sobre los ecosistemas forestales como resultado del cambio climático, la estrategia promoverá la reforestación efectiva, la conservación de los bosques y su restauración como maneras de aumentar el potencial de los bosques para absorber y almacenar CO2, mejorar su resiliencia, fomentar la bioeconomía circular y proteger la biodiversidad”, resalta la CE.

La plantación masiva de árboles es una de las medidas más efectivas para detener el calentamiento global, según las conclusiones de un estudio publicado hace unos meses en la revista Science.

La investigación concluyó que los megacultivos son un camino eficaz para compensar los miles de kilómetros cuadrados que se pierden cada año por la deforestación en las zonas tropicales.

Web del Pacto Verde Europeo: https://ec.europa.eu/info/strategy/priorities-2019-2024/european-green-deal_es

Fuente