5a78c12bb13fd.r d.640 427

La empresa de alimentos más grande del mundo, Nestlé, ha reconocido en un documento interno que más del 60 por ciento de sus productos de alimentos y bebidas no cumplen con una "definición reconocida de salud" y que algunas de sus categorías y productos "nunca lo serán". Así lo reconocería una presentación que circuló a principios de año entre los altos ejecutivos de la compañía y a la que ha tenido acceso el 'Financial Times'.

En el documento en cuestión se reconoce que solo el 37 por ciento de los alimentos y bebidas de Nestlé en términos de ingresos logran una calificación superior a 3,5 según la calificación de estrellas de salud de Australia. Este sistema califica los alimentos con cinco estrellas y es utilizado en investigaciones por grupos internacionales como la Access to Nutrition Foundation. Nestlé describe el umbral de 3,5 estrellas como una "definición reconocida de salud".

En ese 60% de alimentos que no alcanzan el umbral mínimo de lo que se considerarían como alimentos saludables no se incluyen ni la leche de fórmula para bebés ni los alimentos para mascotasTampoco el café y la división de ciencias de la salud, que elabora alimentos para personas con afecciones médicas específicas. 

De acuerdo con la información publicada por 'FT', alrededor del 70 por ciento de los productos alimenticios de Nestlé no alcanzaron ese umbral, según la presentación, junto con el 96 por ciento de las bebidas, excluyendo el café puro, y el 99 por ciento de la cartera de productos de confitería y helados de Nestlé. El agua y los productos lácteos obtuvieron mejores resultados: el 82% de las aguas y el 60% de los lácteos alcanzaron el umbral. 

84.416 millones de euros en ingresos afectados

“Hemos realizado mejoras significativas en nuestros productos. . . [pero] nuestro portafolio aún tiene un desempeño inferior en comparación con las definiciones externas de salud en un panorama donde la presión regulatoria y las demandas de los consumidores se están disparando ”, asegura la presentación a la que ha tenido acceso el diario financiero británico. Todos estos productos representan aproximadamente la mitad de los ingresos anuales de Nestlé, que ascienden en total a 92.600 millones de francos suizos (alrededor de 84.416,65 millones de euros).

La noticia se ha hecho pública cuando los fabricantes de alimentos se enfrentan a un impulso global para combatir la obesidad y promover una alimentación más saludable. Nestlé ocupó el puesto más alto entre los grandes fabricantes de alimentos y bebidas del mundo en un índice de 2018 que mide los esfuerzos para fomentar mejores dietas y que elabora la Access to Nutrition Foundation, aunque la fundación advirtió que "todas las empresas deben hacer mucho más". 

Nestlé dijo: “En los últimos años, hemos lanzado miles de productos para niños y familias que cumplen con criterios de nutrición externos. También hemos distribuido miles de millones de dosis de micronutrientes a través de nuestros asequibles y nutritivos productos ". Añadió: “Creemos que una dieta saludable significa encontrar un equilibrio entre el bienestar y el disfrute. Esto incluye tener algo de espacio para comidas indulgentes, consumidas con moderación. “Nuestra dirección no ha cambiado y es clara: continuaremos haciendo que nuestra cartera sea más sabrosa y saludable”. 

Fuente