60c223b6728fa.r 1630582756250

Unidas Podemos ha presentado este jueves una Proposición de Ley para la creación de una empresa pública de energía. La iniciativa busca crear una entidad de derecho público que produzca energía eléctrica a través del uso privativo de las aguas, de tal modo que el Estado asuma la gestión de aquellas concesiones hidroeléctricas que hayan finalizado.

La compañía, con el nombre Producción Eléctrica Española (EPE), es presentada como una medida estructural a "medio plazo" para frenar la subida del precio de luz. La formación morada indica que es una medida que complementa a la propuesta de poner un precio fijo al megavatio nuclear y al megavatio hidroeléctrico.

La entidad pública, además no solo producirá energía mediante la asunción de las concesiones hidráulicas existentes, sino que llevará a cabo la creación de nuevas instalaciones de energías renovables. Será, además, una empresa adscrita al Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, que en la actualidad es quien tiene las competencias en materia de energía en España.

La propuesta de ley ha sido registrada en el Congreso y presentada a los medios por Juan López de Uralde, diputado y presidente de Alianza Verde (formación ecologista en el seno de Unidas Podemos), y Pablo Echenique, portavoz de la formación morada en la Cámara Baja. Se trata de una propuesta que ya figuraba en el programa electoral del partido.

Unidas Podemos ha presentado este jueves una Proposición de Ley para la creación de una empresa pública de energía. La iniciativa busca crear una entidad de derecho público que produzca energía eléctrica a través del uso privativo de las aguas, de tal modo que el Estado asuma la gestión de aquellas concesiones hidroeléctricas que hayan finalizado.

La compañía, con el nombre Producción Eléctrica Española (EPE), es presentada como una medida estructural a "medio plazo" para frenar la subida del precio de luz. La formación morada indica que es una medida que complementa a la propuesta de poner un precio fijo al megavatio nuclear y al megavatio hidroeléctrico.

La entidad pública, además no solo producirá energía mediante la asunción de las concesiones hidráulicas existentes, sino que llevará a cabo la creación de nuevas instalaciones de energías renovables. Será, además, una empresa adscrita al Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, que en la actualidad es quien tiene las competencias en materia de energía en España.

 

Desde Unidas Podemos consideran que EPE contribuirá a implementar una rebaja en la factura de la luz y señalan que la empresa pública, en caso de crearse, trabajará de forma coordinada con las empresas municipales públicas existentes para la comercialización y la gestión de su propia energía. 

La llegada de una empresa pública de energía depende de las concesiones hidráulicas que finalicen. Aunque hay algunas licencias cuyo fin es más próximo, habría que esperar hasta 2060, 39 años, para que el estado se hiciera de nuevo con el total de las concesiones de las que disfrutan las grandes empresas energéticas del país.

Hasta el momento sólo se han dado cinco reversiones de concesiones energéticas y todas ellas han dio en el Pirineo de Huesca y en la cuenca del Ebro. El Pueyo de Jaca, la Auxiliar de Campo, Lafortunada, Barrosa y Urdiceto. No en vano, en los próximos años podrían vencer cerca de 1.300 concesiones tal y como informa el Observatorio de la Sostenibilidad a través de un mapa interactivo que puedes consultar aquí.

Unidas Podemos es consciente de la importancia de las concesiones para conseguir que la empresa pública energética tenga un peso importante en el mercado. De hecho, Alianza Verde ha pedido esta misma semana que se cree un registro público de concesiones hidroeléctricas, algo que fue anunciado en 2019, pero que no ha sido materializado.

La propuesta de Unidas Podemos suma más presión para la rama socialista del Gobierno, concretamente para la Vicepresidencia de Transición Ecológica dirigida por Teresa Ribera, quien se mostró abierta a mediados del mes de agosto a "disponer de toda la energía hidroeléctrica (...) a través de una empresa pública según se vayan liberando las concesiones".

Fuente