arton20167 9d5e5

Se les ha encendido la bombilla. CaixaBank y BlackRock, accionistas de Naturgy y grandes beneficiados por el rescate a la banca española, alumbran ahora una eléctrica mala donde apilarán su energía más sucia y obsoleta: la nuclear y el carbón. La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ya la ha autorizado este mismo verano, en medio de una operación especulativa sobre la energética [1] y en plena escalada del precio de luz. El engendro ha sido bautizado con el nombre de Naturgy Generación Térmica.

 

Teniendo en cuenta que otro de los grandes accionistas de CaixaBank (y por ende, de Naturgy) es el Estado, a través del FROB [2], ¿tendrán la tentación de rescatarla? Cabe recordar que Bankia, regalada gratis et amore a CaixaBank, y el banco malo (SAREB) nos han costado más de 50.000 millones de euros públicos: Unos 20.000 millones de euros que Bankia no ha devuelto [3] y cerca de 35.000 millones de euros del rescate a la SAREB que nos disparó al 120% del PIB deuda pública en 2020, en plena pandemia [4]. (En marzo ya íbamos por el 125,3% [5]). Y eso a pesar del gravísimo problema de vivienda que sufre el país.¿No dejar a nadie atrás? [6].

El pasado 15 de julio, con el precio de la luz ya marcando récord tras récord [7], la CNMC publicó un informe solicitado por la Dirección General de Política Energética y Minas, dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Democráfico (MITECO), en el que autorizaba a Naturgy a trocear la compañía para aparcar su energía más sucia y obsoleta, la procedente de las centrales nucleares y las centrales térmicas de carbón-fueloil en la eléctrica mala NATURGY GENERACIÓN TÉRMICA, S.L.U. “(…) la citada entidad cumple con las condiciones de capacidad legal, técnica y económico-financiera establecidas”, fue la conclusión de la CNMC [8].

En dicho informe, Naturgy explicaba el porqué del movimiento: “Se ha considerado la fase de explotación en que ambas ramas se encuentran: La actividad productiva relacionada con el carbón se encuentra en fase de cierre y desmantelamiento y la actividad productiva nuclear entrará previsiblemente en esa fase. (…) Con estas operaciones, según la dirección del grupo, se permitirá realizar una gestión de riesgos, comercial y económico-financiera individualizada y especializada para cada rama de actividad”.

El traspaso, que recuerda a los triles de las cajas de ahorros que se disolvieron en Bankia para terminar en CaixaBank, se realiza en los siguientes términos: “Con dicha transmisión en bloque de todos los activos y pasivos de la Sociedad Escindida a la Sociedad Beneficiaria se transmitirán las participaciones en las instalaciones de generación de energía eléctrica nucleares y de carbón-fueloil, así como los derechos de uso y explotación correspondientes, las concesiones, autorizaciones administrativas, terrenos, edificaciones, maquinaria, infraestructuras de evacuación y demás elementos accesorios a estas centrales de las que NATURGY GENERACIÓN es titular”.

La plantilla también entra en el pack. ¿Qué pasará con los trabajadores cuando las centrales de carbón que explota NATURGY GENERACIÓN se desmantelen definitivamente y las nucleares dejen de estar en servicio entre 2027 y 2035? El informe no lo dice.

Naturgy ya cuenta con 13.800 millones de euros de los fondos europeos

De modo que pocas, muy pocas condicionalidades le exige la Administración Pública, en este caso el Ministerio de Transición Ecológica, a las energéticas, pese a la emergencia social que se vive en el Estado español en los últimos meses a cuenta del desbocado precio de la luz. Sin embargo, estas compañías sí que cuentan con los dineros públicos procedentes de los fondos europeos.

En la presentación de su plan estratégico para el periodo 2021-2025 el pasado 28 de julio, Naturgy ya contaba con “una potencial cantidad de 13.800 millones adicionales de inversión que podrían acometerse en el ámbito de los proyectos asociados al Plan Next Generation europeo” [9].

No en vano, BlackRock (accionista de CaixaBank, entidad mayoritaria en Naturgy) fue contratado por la Comisión Europea (CE) como asesor para la sostenibilidad medioambiental, social y de gobernanza (ESG) de la banca europea. El contrato motivó una Carta Abierta de Change Finance firmada por cerca de un centenar organizaciones de la sociedad civil reclamando a la CE cancelar el contrato con BlackRock ante un posible “conflicto de interés”. También provocó la apertura de una investigación por parte de la Defensora del Pueblo Europeo, la Ombudswoman Emily O’Reilly; la queja de 79 miembros del Parlamento Europeo, que reclamaron a la CE una explicación; y una petición con SumOfUs que recabó miles de firmas en días. En una nota de prensa, Change Finance señaló que “BlackRock es el mayor inversor del mundo en combustibles fósiles, con más de 87.300 millones de dólares en acciones por toda la industria” [10].

El Ministerio de Ribera no para de hacerle favorcitos a Naturgy con la connivencia de la CNMC

De hecho, BlackRock también es accionista junto con Naturgy de Medgaz, el gasoducto de aguas profundas desde Argelia a Europa a través de España. Y, de nuevo, el Ministerio de Transición Ecológica que dirige Teresa Ribera les sigue haciendo favorcitos, siempre con la connivencia de la CNMC: en este caso, permitir mantener el gasoducto Medgaz [11] y el del Magreb cerrados al acceso de terceros competidores. Es decir, que en virtud a sendas Órdenes que ultima el Gobierno, “seguirán bajo el control de sus actuales accionistas Sonatrach, Naturgy y BlackRock, en el caso argelino y Enagás, Onhym (Gobierno marroquí), Naturgy y Galp, en el marroquí”, publicó ’El Economista’ el pasado 26 de junio [12].

“No se ha mostrado ninguna empatía social”, reprochó con la boca pequeña la ministra Ribera en su comparecencia del pasado 30 de agosto, en referencia al papel de las centrales hidroeléctricas en la actual escalada de precios, vaciado de pantanos incluido. “Aunque suena a broma, la empatía cotiza en Bolsa”, apostilló la vicepresidenta, señalando que los inversores de las grandes compañías “responden por principios de sostenibilidad social también” [13]...

Sea como fuere, lo cierto es que no solo Iberdrola vacía pantanos en la España ya de por sí vaciada, como en la Zamora de Ricobayo, para especular con el precio de la luz. Naturgy también lo hace [14]. Y además, Naturgy, como Iberdrola, tiene la desfachatez de pedir al Gobierno compensaciones por la menor producción de sus hidroeléctricas. [15]. ¿Conseguirán, al más puro estilo Florentino Pérez, los buitres en los despachos lo que no consiguen en el terreno de juego? [16] De momento, el árbitro Pedro Sánchez no consigue bajar el precio de la luz. Ya se le está desluciendo la presunta recuperación.

Fuente