Se trata de un colosal monumento construido en el cauce del río Ebro a su paso por Tortosa que el franquismo mandó construir en 1964 para conmemorar la victoria fascista en la batalla del Ebro.

El Departament de Justícia dela Generalitat retirará finalmente el monumento franquista de Tortosa para llevar a cabo la ley de la memoria histórica aprobada durante el mandato de José Luis Rodríguez Zapatero, que obligaba a retirar todos los monumentos franquistas de España. Así lo ha confirmado la consellera de Justícia criticando al gobierno central por desentenderse de la propiedad del monolito.

En este sentido, ha apuntado que el Ayuntamiento de Tortosa ya tiene todos los informes para descatalogarlo, sin objeciones de los organismos estatales. Desde el punto de vista de la consellera, el Gobierno ha incumplido de manera sistemática la ley de memoria histórica desde que se aprobó la anterior normativa en 2007, que obligaba a la retirada de monumentos franquistas.

Está previsto que en el próximo pleno de Tortosa se apruebe la descatalogación definitiva. Una vez eso suceda, Capella se ha comprometido a iniciar la petición de permisos y a licitar las obras para retirarlo del río Ebro.

Fuente

 

Suscríbete para recibir las últimas noticias y novedades

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario