Exfuncionarios del Pentágono han expresado su preocupación debido a que después de las elecciones el presidente Trump despidiera al secretario de Defensa, Mark Esper, así como a otros altos funcionarios del Pentágono y la Agencia de Seguridad Nacional. El exsecretario de Defensa William Cohen afirmó que la conducta de Trump es “más parecida a la de una dictadura que a la de una democracia”.

Trump reemplazó a Esper con el exoficial de las Fuerzas Especiales Chris Miller, director del Centro Nacional de Contraterrorismo.

Miller ha enfrentado críticas por negarse a prometer que las agencias del Servicio de Inteligencia no pondrían en su mira a estadounidenses en función de sus opiniones políticas. Miller ha designado al coronel retirado del Ejército Douglas Macgregor como asesor principal. Macgregor ha pedido que se instituya la ley marcial en la frontera entre Estados Unidos y México y que se dispare a los migrantes desarmados. También ha pedido una rápida retirada de Afganistán.

Trump además ha designado a Anthony Tata como subsecretario interino de Defensa para políticas. Tata es excomentarista de Fox News; una vez calificó al expresidente Obama de “líder terrorista” y ha llamado al islam una religión “opresiva” y “violenta”.

El exfuncionario del Consejo de Seguridad Nacional Ezra Cohen-Watnick es ahora el subsecretario interino de Defensa en las áreas de Inteligencia y Seguridad Nacional. En 2017, impulsó la vigilancia del personal de la Casa Blanca como un medio para evitar filtraciones. También abogó por el uso de acciones encubiertas para derrocar al gobierno iraní. El general de alto rango retirado Barry McCaffrey advirtió: “Estamos viendo un lento golpe de Estado de Trump para desafiar la elección de Biden”.

Fuente

 

Suscríbete para recibir las últimas noticias y novedades

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario