Como era de esperar, debido a la revuelta popular, el Congreso de Guatemala anuló el antipopular Presupuesto 2021, el cual beneficiaba groseramente a la oligarquía en el poder e incluso tomaba más deuda pública, deuda que se paga a costa del empeoramiento de la vida de la población.

El 21 de noviembre arrancaron las protestas sociales, gatilladas de manera inmediata por la aprobación de un Presupuesto 2021 que recortaba aún más la ya debilitada inversión social, enriquecía a los poderosos y se endeudaba públicamente para beneficio de la oligarquía.

Las manifestaciones pacíficas fueron contestadas con brutalidad policial, dejando, al menos un saldo de dos muchachos con amputaciones oculares, decenas de heridos y detenidos.

La exigencia del pueblo alzado es la renuncia del presidente de extrema derecha Alejandro Giammattei, y de los miembros del Congreso. O sea, el cuestionamiento radical de todo el sistema de partidos políticos institucional.

Con el fin de contener la revuelta popular, este 25 de noviembre el Ejecutivo y el Legislativo guatemalteco anularon las causas inmediatas del levantamiento. Sin embargo, ni unos ni otros podrán resolver un problema estructural de Guatemala que no se limita al Presupuesto 2021. De acuerdo a datos oficiales, uno de cada dos niños menores de cinco años sufre de desnutrición crónica en el país, y casi el 60% de la población guatemalteca vive por debajo de la línea de pobreza. La crisis social, sanitaria, política y económica, se ha visto intensificada por la covid 19 y los estragos causados por los huracanes y tempestades recientes, las cuales castigaron con muerte y destrucción a la mayoría empobrecida.

En la misma línea, el Estado guatemalteco, sus relaciones sociales y de poder, se expresa en entidades formalmente separadas entre Ejecutivo, Legislativo, Judicial, FFAA y policías, pero que orgánicamente actúan como una sola totalidad que representa los intereses de la ínfima minoría oligárquica del país centroamericano, y su subordinación canina al Pentágono.

Hasta ahora, las movilizaciones continúan.

Fuente

 

Suscríbete para recibir las últimas noticias y novedades

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario