El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, asegura que cuando citó el 15 de noviembre una resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas a favor del referéndum de autodeterminación del pueblo saharaui no se pronunciaba sobre el conflicto de Sáhara Occidental y que lo único que hacía era recordar la postura de este organismo de las Naciones Unidas.

El recordatorio del secretario general de Podemos fue un tuit en el que reprodujo unas líneas del Consejo de Seguridad del 13 de febrero de 1995 en las que este organismo de la ONU reiteraba su empeño “en que se celebre, sin más demora, un referéndum libre, limpio e imparcial para la libre determinación del pueblo del Sáhara Occidental”.

El tuit apareció dos días después de la ruptura del alto el fuego por parte de Marruecos en el paso fronterizo de Guerguerat, al sur del Sáhara Occidental, el 13 de noviembre, detonante de la vuelta a la guerra, lo que fue considerado un posicionamiento de Pablo Iglesias a favor del referéndum de autodeterminación de los saharauis. Esto fue criticado por las ministras de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, y de Defensa, Margarita Robles: dijeron al vicepresidente segundo que la política exterior no es de su competencia y que la marcan el presidente del Gobierno y el Ministerio de Exteriores.

Las declaraciones de las ministras, así como las del titular de Interior, Fernando Grande-Marlaska en su viaje a Rabat, estuvieron en línea con el comunicado de Exteriores en el que se declara que el Gobierno apoya para el Sáhara Occidental “una solución política, justa y duradera y mutuamente aceptable”, pero sin referencia alguna al derecho de los saharauis a decidir su futuro.

En el programa “Al rojo vivo”, de La Sexta, del 30 de noviembre, el periodista Antonio Maestre preguntó al vicepresidente segundo si el Gobierno iba a cumplir la legalidad internacional y los acuerdos de la Unión Europea sobre el Sáhara Occidental para que se realice el referéndum de autodeterminación en la excolonia española, ocupada por Marruecos hace 45 años.

Pablo Iglesias manifestó que la política exterior la marcan  la ministra de Exteriores y el presidente del Gobierno y que el Gobierno de España tendrá que cumplir la legalidad internacional, “no tiene espacio para hacer otra cosa”, tras lo que afirmó que él no había dado su opinión al respecto: “Me limité a recordar lo que dice una resolución del Consejo de Seguridad de las NNUU”.

En este punto Antonio García Ferreras, director y presentador de “Al rojo vivo”, dijo al vicepresidente que eso era posicionarse y dar una opinión, a lo que Iglesias respondió que lo había hablado con la ministra de Exteriores y que cuando alguien cita un texto legal “no está tomando una posición política, está recordando una norma de obligado cumplimiento”.

E insistió: “No di mi opinión, no corresponde que dé mi opinión sobre este asunto, me limité a recordar algo que dijo el Consejo de seguridad  de las NNUU. Ya solo faltaba que uno no pudiera recordar la ley, que es de obligado cumplimiento para todos, sin que le acusen de posicionarse. Yo no me he posicionado sobre este asunto porque me toca ser prudente y me toca ser respetuoso con las competencias de cada quien, pero sí me he permitido recordar lo que dijo el Consejo de Seguridad  de las NNUU”.

Antonio Maestre requirió a Iglesias qué hará si el Gobierno no cumple con los tratados internacionales, que por ahora incumple, a lo que el vicepresidente respondió: “El Gobierno está haciendo algo muy importante y de manera discreta, como tiene que hacerse, y es trabajar para que haya un enviado especial de las NNUU, que es condición de posibilidad para reabrir el dialogo, la única posibilidad de que haya una resolución satisfactoria”.

“Le puedo asegurar que el Ministerio de Exteriores, con mucha discreción y con mucha mano izquierda, está trabajando en esa dirección, y hay momentos en los que la discreción, incluso el silencio, trabajan en la buena dirección”, concluyó.

Esta es la segunda ocasión que Pablo Iglesias dice que la política de España sobre el Sáhara Occidental la marca Exteriores. La anterior fue cuando Arancha González Laya dijo tras la protesta del ministro de Exteriores marroquí, Nasser Bourita, que la reunión que mantuvo el secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez -segundo del vicepresidente– con una ministra saharaui no representaba la posición del Gobierno.

Fuente

 

Suscríbete para recibir las últimas noticias y novedades

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario