El Hospital Universitario Puerta de Hierro de Majadahonda (Madrid) avisó en el mes de junio a varios sanitarios de que iban a descontarles tres días libres de sus jornadas por horas correspondientes a servicios que se cerraron durante el estado de alarma. 

Más de 40 trabajadoras, la mayoría enfermeras, han registrado una carta dirigida a la dirección del hospital y otra a la Consejería de Sanidad para pedir que se revoque esta decisión. Fuentes del hospital aseguran a Público que han decidido ahora "revisar caso por caso", pero los sanitarios temen que no sea así porque no es la primera vez que mandan un escrito a la dirección del hospital sobre este asunto.

Carmen Llorente, enfermera del hospital y delegada sindical del Movimiento Asambleario de Trabajadores de Sanidad (MATS), manifestó el malestar de los trabajadores con esta decisión el pasado 18 de junio en un correo dirigido a la Dirección de Gestión y a la Dirección de Recursos Humanos del hospital. Fue la primera vez que se hizo de manera formal, pero nunca recibió respuesta: "El día 16 de junio, la directora de enfermería nos informó de que las tardes que teníamos que haber trabajado durante la pandemia, pero que no pudimos trabajar porque había servicios hospitalarios cerrados por el estado de alarma, las tenemos que recuperar. No nos merecemos este trato", explica en el correo al que ha tenido acceso este medio. A varios de los trabajadores afectados ya les han quitado de la plantilla los tres días.

Esta ha sido una decisión propia del Puerta de Hierro que no se extiende por los hospitales de la Comunidad de Madrid. "No tenemos constancia de que pase en más hospitales y nos parece un despropósito. Los profesionales lo han dado todo y han arriesgado sus vidas y, cuando esto pasa, les piden horas solo a una parte de las plantillas: principalmente a las enfermeras. Es una vergüenza que se trate así a los profesionales", denuncia Alda Recas, portavoz de la Asociación Madrileña de Enfermería (AME).

Estas horas corresponden a las que llaman "exceso de jornada laboral" derivada de la ampliación de 35 a 37,5 horas semanales. En 2012, el Gobierno de Mariano Rajoy aprobó que la jornada laboral de todos los funcionarios se elevara. Todos pasaron a trabajar más tiempo cobrando lo mismo. Desde entonces, retornar esta modificación laboral ha sido una reivindicación constante de los sanitarios. De hecho, comunidades como Extremadura, Andalucía, Euskadi o Castilla-La Mancha han recuperado ya las 35 horas para sus sanitarios.

En el hospital Puerta del Hierro la mayoría de sanitarios cumplen con esta jornada trabajando 2,5 horas en otros turnos. Llorente, por ejemplo, trabaja en el turno de las mañanas. Para cumplir con la jornada de 37,5 horas trabaja por las tardes en consultas. Durante el estado de alarma se cerraron en el hospital estos servicios por las tardes y el personal no pudo realizar en ellos esta ampliación. Pero tampoco dejaron de trabajar, como se ha reflejado durante toda la pandemia con los centenares de testimonios. De hecho, en la primera ola, estuvieron en primera línea sin siquiera mascarillas para protegerse del coronavirus.

Por estas horas que no se realizaron, el hospital ha quitado ya de las plantillas de enfermeras, auxiliares de enfermerías y técnicos de laboratorios hasta 20 horas no realizadas que se traducen en perder tres días libres. La carta registrada a la dirección del centro la han firmado 42 personas, aunque desde MATS aseguran que son muchas más las afectadas que no pudieron firmar por libranza o asuntos personales.

Los sanitarios señalan en el escrito que, aunque no estuvieron en esos servicios, trabajaron muchas más horas incluso de las que supone su jornada de 37,5 horas y por esto denuncian que ahora quieran tomar esta medida: "Nos dirigimos a ustedes para expresarles nuestro más profundo desacuerdo con la decisión de hacernos recuperar 20 horas, correspondientes a las horas por exceso de jornada, entre el 16 de marzo y el 18 de mayo del año 2020. Durante estos dos meses hemos realizado sobreesfuerzos que han implicado dedicaciones superando el horario laboral", indica la carta a la que ha tenido acceso Público.

"Trabajamos entre 8 y 15 horas, exponiendo nuestra salud y la de nuestros familiares sin protección"

Los sanitarios ponen ejemplos que se vivieron esos meses como el exceso de jornada de 8-15 horas para poder hacer frente a la pandemia o asumir reubicaciones a disposición de las necesidades hospitalarias reforzando plantas aunque fuera en puestos en los que no tenían experiencia o en tareas que no fueran sus competencias y abriendo servicios nuevos para abrir nuevas camas de UCI. Además, destacan las condiciones en las que trabajaron: "Exponiendo nuestra salud y la de nuestros familiares sin protección adecuada. Sin EPIS, dotándonos de mascarillas falsas que venían de donaciones y de IFEMA, haciendo batas con bolsas de basura, peleándonos con todos los cargos intermedios de dirección por conseguir el material necesario de protección y, por supuesto, sin realización de PCR a pesar de tener sintomatología".

Llorente relata a Público que esta es la realidad que vivieron todos: "Hicimos esas horas pero en otros servicios y nunca se nos ocurrió decir que nos íbamos antes. Cuando terminábamos la jornada seguíamos trabajando. Yo me fui a repartir mascarillas por residencias. Hacíamos lo que podíamos cada uno en todo. Abrimos UCI, hacíamos tareas de celadores y de auxiliares siendo enfermeras. Otros trabajadores también. Y todo sin quejarnos". Por esto mismo insiste en que piden "el reconocimiento de los sobreesfuerzos realizados por todo el personal" y que no les quiten estas 20 horas.

Fuentes del hospital han asegurado a este medio, tras consultarles por este asunto, que han tomado la decisión de "revisar caso por caso". Aunque Llorente lamenta tanto que sea ahora, cuando han denunciado esto desde junio y más intensamente las últimas semanas, así como que se estudien casos particulares porque no son solo los que firmaron, son todos los afectados. Además, incide en que este lunes estuvo en Recursos Humanos y le dijeron que no había ningún cambio sobre este asunto. Por último, también ve injusto que esta decisión le afecte a las enfermeras y no a otros sanitarios como médicos. Lo razonable, insiste, en que no se tenga en cuenta para ningún trabajador porque todos han estado en la primera línea desde que empezó la pandemia.

Fuente

 

Suscríbete para recibir las últimas noticias y novedades

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario