6053809bb369d

La tantas veces negada oficialmente presencia de militares ultraderechistas, incluidos oficiales y suboficiales, en el Ejército español se acaba de convertir en un problema internacional, una vez que desde la Eurocámara se están pidiendo explicaciones al Alto Mando de la OTAN sobre el capitán del Ejército del Aire Antonio Meroño Jiménez, cuya participación en actividades neonazis ha sido destapada por este diario.

En dos exclusivas sucesivas, Público ha desvelado que dicho capitán –de ideología hitleriana extrema– no sólo ha sido instructor en la Academia General del Aire de decenas de cadetes, a los que formó durante años para ser oficiales, sino que actualmente es jefe de Inteligencia del Ala 14 de la base aérea de Los Llanos (Albacete), la unidad de cazabombarderos con la que España participa en la misión de la OTAN de Policía Aérea del Báltico, en su destacamento en Lituania (Vilkas), en la base aérea de Siauliai. 

En esa base aérea española está además la sede de la escuela de excelencia de la Alianza Atlántica para pilotos y tripulaciones, considerada el Top Gun de Europa y denominada TLP (Tactical Leadership Programme). Como jefe de Inteligencia del Ala 14, el capitán Meroño tramita las Habilitaciones Personales de Seguridad (HPS) que autorizan a militares a acceder a las instalaciones de la OTAN.

"España es una nación, no una Constitución"

Tal como detalló Público en las anteriores exclusivas sobre este oficial ultraderechista, Meroño es muy aficionado a la parafernalia hitleriana (adquirió una Cruz de Hierro auténtica del Ejército nazi) y participa en reuniones y otras actividades de los integrantes del grupo neonazi murciano denominado Lo Nuestro, que tiene estructura en Cartagena y cuenta con varios seguidores que son militares en activo.

En la fotografía que encabeza este artículo, subida a su cuenta de Facebook por Pedro Santiago Escobar Honrubia –condenado en julio de 2009 por la Audiencia Provincial de Madrid a un año de prisión y 12 años de inhabilitación absoluta por tenencia ilícita de armas y pertenencia a la facción española de la organización neonazi internacional Hammerskin– aparece el capitán Meroño en una manifestación de Lo Nuestro (cuyo símbolo es la torre de una fortaleza), en enero de 2020. Honrubia y otro miembro del grupo, 'Giorgio' Sánchez, portan la pancarta: "España es una nación, no una Constitución".

"Militares neonazis en activo en las filas del Ejército"

Todo ello ha alarmado a los eurodiputados de la Subcomisión de Seguridad y Defensa en el grupo parlamentario de La Izquierda Europea (GUE/NGL), quienes se han dirigido por carta a Jens Stoltenberg, secretario general de la OTAN, y al Mariscal Jefe del Aire Sir Stuart Peach, Presidente del Comité Militar de la Alianza Atlántica, para plantearles su "especial preocupación tras conocer los detalles de la investigación iniciada en España sobre la presencia de militares neonazis o personas de ideología fascista en activo en las filas del Ejército" de España.

En esa misiva, a la que Público ha tenido acceso y cuya primera página reproducimos aquí, los europarlamentarios Manu Pineda, Clare Daly y Mick Wallace, del grupo de la Eurocámara "The Left" (La Izquierda) solicitan a esos máximos responsables del Alto Mando aliado que:
"Inicien una investigación sobre la presencia de este oficial [Meroño] u otros militares de reconocida ideología neonazi en estructuras de su competencia. Asimismo, les insto a que se pongan en contacto con el Ministerio de Defensa de España para que resuelvan esta situación de forma urgente y tomen en consideración las
investigaciones sobre neonazis en el Ejército de España
".

Solicitud que fundamentan en las exclusivas de este diario sobre el informe elaborado por alertadores del ​Ciudadan@s de Uniforme">grupo Ciudadan@s de Uniforme, organizado en redes sociales, del que Defensa tiene conocimiento desde hace casi tres meses.

Alemania, Francia y Bélgica depuran a militares y policías

Al principio de la carta, los eurodiputados subrayan la muy diferente postura tomada por el Ministerio de Defensa de España y los de otros países europeos para afrontar la amenaza del auge de la ultraderecha en el Ejército:

"Estas sospechas sobre la infiltración de sectores neonazis y de extrema derecha en los cuerpos militares y policiales se ha venido confirmando en los últimos meses. Hace apenas unos meses, Alemania desarticulaba un grupo organizado dentro de las KSK (unidades élite y Fuerzas Especiales) e investigaba a más oficiales militares por crear redes con vínculos con el neo nazismo. En países como Francia o Bélgica se han dado situaciones similares en sus cuerpos policiales. Y, más recientemente, en España un informe entregado al Ministerio de Defensa por el grupo de militares "Ciudadanos de Uniforme", alertaba de la presencia de neonazis en el Ejército español".

"Dentro de ese informe, es de especial gravedad las revelaciones que hacen sobre un oficial del Ejército del Aire. Las informaciones conocidas revelan ampliamente la ideología neonazi de este oficial militar, que es en la actualidad jefe de Inteligencia del Ala 14 en la base aérea de Los Llanos (Albacete -España). Este oficial ha sido durante años instructor de decenas de militares españoles y, lo que es más grave aún, en la actualidad maneja documentación e información clasificada. Todo ello en la sede actual de la TLP (Tactical Leadership Programme), escuela perteneciente a la OTAN".

"Si esto no fuera motivo de alarma, este oficial, como jefe del Núcleo S-2 (Información), tiene entre sus funciones decisiones sobre la seguridad del personal y de las instalaciones. Llegando a poder tramitar las Habilitaciones Personales de Seguridad (HPS) que autorizan a militares a acceder a las instalaciones de la OTAN".

Los europarlamentarios también hacen hincapié en que esa situación contraviene los compromisos fundamentales entre la Unión Europea y la Alianza Atlántica:

"Por todo lo expuesto, quiero transmitirle la preocupación que supone que personas con ideología neonazi y fascista puedan integrar niveles de seguridad tan sensibles en estructuras de la OTAN. Algo que choca frontalmente con los compromisos de la Declaración de cooperación entre UE-OTAN de 2018 o la Resolución del Parlamento Europeo 2017/2276".

Fuente

 

Suscríbete para recibir las últimas noticias y novedades

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario