Policía

Dos chicos de veintiún años han denunciado haber sufrido una agresión homófoba por parte de una decena de jóvenes cuando se encontraban con dos amigas en la zona de la Plaza de Honduras de Valencia, el pasado sábado por la noche.

Según publica lamarea.com, los hechos sucedieron cuando el grupo de jóvenes se les acercó y uno de ellos les preguntó si llevaban dinero. El chico que resultó más afectado por la agresión contestó: «Dinero no tengo, pero tengo un culazo», lo que, según la versión que ha proporcionado, supuso para el otro una «ofensa horrible» que derivó en insultos homófobos y gritos de ‘maricón’ a los que se sumaron el resto de personas que le acompañaban.

El grupo les agredió a él y a su amigo, a quien incluso le arrebataron una riñonera que llevaba y un móvil, que lograron recuperar, mientras que a las dos chicas que les acompañaban no las tocaron.

La Policía no pudo detener a los agresores y las víctimas tienen previsto presentar la denuncia esta semana ante la Fiscalía de Delitos de Odio de Valencia.

Aunque agentes de la Policía Nacional acudieron al lugar de los hechos pero  en ningún momento le ofrecieron presentar denuncia ni trasladarlo al hospital. “Me dijeron que me subiera al furgón para ir a buscar a los que me habían pegado, pero yo lo que quería era irme a llorar. No estaba en condiciones de ir a buscar a nadie”, ha explicado.

El joven acudió a la comisaría al día siguiente y, según ha narrado, los agentes le «disuadieron” para que cejara en su intención de denunciar. «Me dijeron que había otros casos de denuncias de agresiones machistas y que iba a perder toda la tarde”, debido a la espera para presentar denuncia.

Casualmente, y coincidiendo con la Semana del Orgullo, se celebró un coloquio en la sede de la Delegación del Gobierno con invitación a todas las asociaciones LGTBi donde un agente de Policía Nacional, otro de Guardia Civil y de la Local explicaron cómo denunciar este tipo de delitos y se habló de las dificultades para perseguirlos.

Segunda agresión en menos de un mes

Se trata de la segunda agresión homófoba que ha trascendido en menos de un mes en la misma zona, después de que un joven de 17 años denunciara en redes sociales haber sido agredido en la noche de San Juan, cuando iba cogido de la mano de un amigo y un grupo de hombres empezó a increparles al grito de «maricones».

La Delegación del Gobierno ha insistido en la importancia de denunciar este tipo de casos ya que, de no interponerse, no se puede perseguir ni cuenta para las estadísticas de delitos de odio.

Fuente

 

Suscríbete para recibir las últimas noticias y novedades

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario