descarga

Las criptomonedas se han convertido en un asunto de interés, ya no solo de tipo económico, sino social. Todos desean conocer más sobre estos valores, que, nacidos en 2008 en forma de Bitcoin, están acaparando la atención de cualquier amante de la tecnología. Pero las criptomonedas operan mediante un sistema criptográfico llamado minado, y de la cual son responsables miles de ordenadores repartidos por todo el mundo.

La actividad de minado no está centralizada, y cualquier usuario puede dedicarse a minar criptomonedas para obtener un beneficio económico. Esta actividad de minado tiene dos problemas, el primero de ellos es la potencia que se necesita, no podemos minar con cualquier ordenador. La segunda, consume mucha cantidad de energía, por lo que, en algunos casos, puede no ser una actividad rentable.

¿Qué es el minado de criptomonedas?

Esta actividad es el proceso por el cual los mineros, utilizan la potencia en forma de hash, para formalizar y dar valor a una transacción.Un hash es una función criptográfica que codifica los datos de una cadena. Esto nos lleva a pensar en la tecnología blockchain. ¿Sabes en qué consiste? Vamos a utilizar un sencillo ejemplo para que lo comprendas. El blockchain no es más que es una gigantesca base de datos formada por multitud de elementos. Cuando un archivo, ya puede ser una criptomoneda o una fotografía, utiliza la tecnología del blockchain, se encuentra fragmentado en multitud de trozos distintos en equipos diferentes. Para que se pueda acceder a este archivo o a este valor, todos los miembros que poseen fragmentos del mismo han de validar la operación, de lo contrario, no tendrá efecto.

Las criptomonedas utilizan el blockchain para formalizarse y completar una transacción. Si deseas enviar una cantidad de criptomonedas a alguien, todos los registros de esa base de datos han de coincidir y ser validados a la vez.  Estas operaciones matemáticas han de ser verificadas mediante unos acertijos matemáticos. Cuando se resuelven, se da por buena la operación y el minero recibe una recompensa en forma de divisa virtual. Por ejemplo, si esta operación ha tenido lugar con Bitcoin, recibirá una cantidad de la misma.

Como ya hemos comentado, minar criptomonedas requiere tanto de un software como de un hardware específico y, probablemente, con el ordenador que tienes en casa no puedas hacerlo. Por ejemplo, las CPU y las tarjetas gráficas son de alto rendimiento. Por otro lado, debemos garantizarnos un suministro de energía bastante estable. Además, minar tiene un alto coste económico, por lo que generalmente no compensa si vamos a centralizar los esfuerzos en un solo equipo. Establecer una red de minado sí que puede resultar interesante en aquellos lugares en los que la electricidad no tenga un alto precio.

El precio de la factura de la luz, haría prácticamente inviable que en España una persona pudiera tener buenos rendimientos económicos mediante la minería. Los mejores países en los que poder realizar esta actividad son aquellos en los que la factura de la luz tiene un coste bastante económico. Es el caso de Islandia, Kuwait o de Venezuela.

El caso de Islandia es muy particular. La energía eléctrica es muy barata, ya que se obtiene mediante la geotermia, al ser una isla volcánica de alta actividad. Curiosamente, el minado genera una gran cantidad de calor en los equipos informáticos, por lo que existen mineros muy ocurrentes que aprovechan este excedente para poder calentar algunas estancias de su lugar de minado.

Estar en posesión de un hardware rápido es lo que ayuda al minero a ganar cada vez más criptomonedas, ya que en cuanto el acertijo matemático queda resuelto, se da por validado y recibe su recompensa. Si su equipo es potente, lo hará más rápido que los demás. Esta recompensa se recibe cuando un nuevo bloque queda agregado a la cadena, blockchain es una cadena de bloques. Pero para conseguir obtener buenos beneficios minando criptomonedas, hay que realizar una inversión muy alta y no hacerlo precisamente desde España.

Pero no siempre fue así, en los inicios de los procesos de minería, podía realizarse con un equipo muy básico. Pero, actualmente, hay muchos usuarios minando y los requerimientos han aumentado notablemente. En todo caso, nada te impide que pruebes para que conozcas cómo funciona el proceso, tu ordenador puede servir, aunque no obtengas ningún tipo de retorno económico.

Como puedes apreciar, las criptomonedas son mucho más que un tipo de divisa que ya funciona para realizar y recibir pagos. Totalmente descentralizadas y sin la autoridad de ni una entidad monetaria de carácter internacional, necesitan del apoyo de una extensa red para poder funcionar. En nuestro país ya es posible enviar pagos en criptomonedas, así como pagar en algunos comercios con ellas. Recuerda que estos activos no poseen formato físico, las criptomonedas son algoritmos matemáticos, pero su interés no ha parado de crecer de manera exponencial.

Fuente

 

Suscríbete para recibir las últimas noticias y novedades

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario