f0203009Fake news contra Cuba evidentes desde el 11 de julio Foto: RTVE

Vísteme despacio, que voy de prisa, dice un refrán popular que, en estos tiempos, bien podría servirnos como guía para asumir la avalancha informativa que recibimos a través de las redes sociales y de medios de prensa de todo tipo, algo propio de circunstancias excepcionales como la que vive Cuba desde el pasado domingo, 11 de julio, cuando echó a andar con toda la fuerza mediática posible una operación para lograr la desestabilización política de la nación. 

Circulan por Facebook, Twitter, Instagram, WhatsApp y, en especial, entre medios que manipulan la realidad de lo que está sucediendo en el país, muchas noticias falsas, imágenes manipuladas y datos trocados, destinados no solo a desinformar a quienes buscan saber sobre lo que sucede al interior de la isla, sino además, a generar pánico, algo condenable por la ciudadanía y por la justicia.

Una mirada rápida a algunas de las noticias falsas ya desmentidas por estos días, nos trae esto:

- La campaña #SOSCuba no nació en Cuba. Cuba, en voz del miembro de Buró Político y ministro de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez Parrilla, demostró la implicación de Estados Unidos en las acciones de desestabilización contra el pueblo y la campaña en las redes sociales que se ha generado valiéndose de herramientas informáticas para multiplicar contenido contra la Isla. La campaña con la etiqueta #SOSCuba «quedó desarticulada al ser aplastada por un clamor internacional, por el predominio en redes de la voluntad mundial de proclamar el levantamiento del bloqueo».

- La foto que han usado para decir que mataron a un niño de 13 años no es en Cuba, sino en Venezuela. La víctima es proveniente de la Cota 905, y se llama Alberth López, fue producto de una bala perdida en un conflicto propiciado por la llamada «Banda del Koki».

- El diario ABC informó que había renunciado el viceministro del Interior de Cuba, acompañaron su reporte de una foto del director de la Editora Verde Olivo como si fuera el viceministro. Ninguno de los dos ha claudicado contra la Revolución. El Centro de Prensa Internacional de Cuba desmitió la noticia en su cuenta de Twitter y publicó, además, que «La prensa debe contar los hechos con veracidad y no desinformar». Agregó que el medio español ABC no tiene, ni nunca ha tenido corresponsalía en Cuba ni corresponsales acreditados en el territorio nacional.

we1

- La foto empleada por CNN para ilustrar una supuesta manifestación contrarrevolucionaria está manipulada. La denuncia la hizo Raúl Capote, trabajador del Ministerio de Economía y Planificación, quien publicó en su cuenta de Twitter: «Denuncio la burda manipulación hecha por la CNN al utilizar una foto de compañeros del @MEP_CUBA que defendimos en las calles nuestra #RevolucionCubana. El que ponen de espalda soy YO militante y revolucionario de #PatriaOMuerte #AquiNoSeRindeNadie @MEP_CUBA».

we2

-  Con más con más de 750 retuits y más de 2.000 «me gusta», circuló en redes sociales una imagen con el malecón de La Habana supuestamente lleno de cubanos protestando contra el gobierno de Cuba. Esta vez fue RTVE, la televisora española, la que desmintió la burda manipulación, pues entre las personas se pueden apreciar claramente banderas de Egipto con las franjas roja, blanca y negra. RTVE comprobó que la foto es de Associated Press y que corresponde a una manifestación del 11 de febrero de 2011 en la ciudad costera egipcia de Alejandría. La imagen de AP apareció en medios como la cadena de televisión NBC  o la revista Business Insider. Lea aquí el desmentido.

we3

- El colmo del cinismo ha sido un pronunciamiento de la cancillería chilena. En el mismo, «el Gobierno de Chile reitera su convicción de que la libertad de expresión y la manifestación pacífica constituyen derechos humanos que deben ser siempre respetados y resguardados», por tanto «no hay justificación para impulsar medidas represivas que intenten acallar a los ciudadanos que pacíficamente piden mayor libertad, salud oportuna y digna, y mejor calidad de vida».

Sin título 2

- Una usuaria de Twitter publicó un video de un hombre sin mascarilla asesinando a otro, supuestamente en Cuba. El video fue desmentido rápidamente: no se trata de una ciudad cubana. Dominio Cuba, equipo especializado en comunicación digital, publicó al respecto: «Esto también es #FakeNews. La escena no es en una calle cubana.  Piense, hay un calor infernal en la isla, ¿verdaderamente cree que algún cubano use un abrigo con 37 grados centígrados a la sombra?»

we6

- Ni Raúl huyó de Cuba, ni los manifestantes oraron frente a las fuerzas policiales, ni las imágenes de saqueos de negocios con carteles en inglés, son en la isla. Todo eso fue denunciado por La Red Verdad, equipo dedicado a desmentir noticias falsas en la red. 

we7

- La Red Verdad también desmintió el uso de una imagen de la Diada barcelonesa presentada como una protesta antigubernamental en La Habana. «Twitter ni se da por enterado», escribieron.

we8

- La Nación, de Argentina, publicó imágenes de una multitud de «opositores» al gobierno de La Habana que en realidad es de los que apoyan al Presidente, indicó la Red Verdad.

we9

- La toma de Camagüey por los alborotadores, fue una mentira colosal. En Twitter, el Gobierno de esa provincia publicó: «Las tres unidades de la PNR en #Camagüey con sus combatientes defienden la Revolución cubana...Fotos de hace unos minutos...no crea las fake news #LasCallesDeLosRevolucionarios en #Cuba»

we10

- Imagen manipuladas de disturbios callejeros, supuestamente en La Habana, ha sido compartida en redes sociales más de 2.500 veces  y muestran a varias personas corriendo y el suelo de la calle sucio con basura, denunció Cubasí. La AFP demostró que el lanzamiento de «botellas, piedras y todo tipo de objetos», visible en esa imagen, ocurrió en Londres el 11 de julio, antes de  la final de la Eurocopa 2020.

La generación de noticias falsas contra Cuba no es un fenómeno de estos días. En 2020, nuestra representación diplomática ante Naciones Unidas llegó incluso a denunciar este fenómeno.

Ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, el diplomático Jairo Rodríguez explicó que «Nuestro país a diario está sometido a avalanchas de este tipo de informaciones, divulgadas por plataformas digitales que radican y disponen de financiamiento federal en otro país». Directamente, emplazó a Estados Unidos, que emplea la propagación de las fake news como instrumento de desestabilización política.

También fue denunciado en el Foro de la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información (CMSI) 2020, y en cuanto evento internacional se abordara el papel de los medios de comunicación e internet en un escenario de pandemia.

En plena pandemia de COVID-19, se difundió que nuestros niños y ancianos estaban siendo vacunados en sus casas por falsos médicos. El rumor malintencionado buscaba denigrar al sistema de salud cubano y crear un clima de incertidumbre en la nación. Circularon, también, mentiras relacionadas con las escuelas, las vacunas, y, por supuesto, con la situación en Matanzas.

De antes, también hay ejemplos. El 14 de abril del 2016 la agencia EFE informó la incautación de 401 kilogramos de cocaína en el Puerto de Colón, Panamá, supuestamente introducidos en un contenedor procedente del Puerto del Mariel, La Habana, y que tenía como destino final Bélgica. La Aduana General de la República de Cuba desmintió que ese contenedor fuera portador de drogas en su estructura o en los tanques metálicos, en los que solo había miel. 

El 18 de octubre del 2015, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba rechazó las afirmaciones de Fox News y otros medios sobre la supuesta presencia de tropas militares cubanas en Siria.

Y la más grande fake news contra Cuba de los últimos tiempos son los supuestos ataques sónicos contra diplomáticos de la embajada de Estados Unidos en la Isla.

we11

En la historia de Cuba, hay otras dos famosas fake news. Una de ellas fue la voladura del acorazado USS Maine, el 15 de febrero de 1898 en el puerto de La Habana, empleado como pretexto para una intervención militar de Estados Unidos; sin embargo el buque había sido hundido deliberadamente.

La segunda mentira, también muy cruel, fue la difusión de una supuesta Ley de pérdida de la Patria Potestad que la CIA circuló en Cuba, como inicio de la despiadada Operación Peter Pan.

En un artículo publicado en nuestro periódico por el académico e intelectual Fernando Buen Abad, consta en el top ten de las falacias burguesas que generaron este tipo de «bolas» que: 

  • USA ganó la Segunda Guerra Mundial.
  • Hay armas de destrucción masiva en Irak.
  • El «Fin de la Historia» y el paraíso de la «economía de mercado».
  • La portada del diario el País, de España, sobre la muerte de Hugo Chávez.
  • La niña Frida-Sofía inventada por Televisa, de México.
  • Todo el affaire contra Julián Assange.
  • El apoyo del Papa a Donald Trump.
  • Los médicos cubanos son espías, según la prensa oligarca argentina.
  • China fabricó el nuevo coronavirus.
  • La economía colapsa por la COVID-19.

«El nivel de las mentiras también exige perfeccionar a sus mentirosos y por eso se los entrena en la producción y en la distribución de falacias. Algunos, mercenarios de la falsedad, están dispuestos a ir siempre más lejos y son capaces de arreglar cualquier escena o texto para halagar a sus amos y sentirse "líderes de opinión farsante"», escribió Abada.

INFORMACIÓN PARA DESMENTIR

Por fortuna, sobre Twitter, Facebook y otras redes se han volcado los mensajes no solo de apoyo a la Revolución, sino también de información fidedigna de la situación en el país que desmiente las fake news generadas.

Bajo las etiquetas #CubaSoberana, #CubaUnida y #CubaNoEstáSola, usuarios en la plataforma Twitter han compartido videos y fotos de las calles en todo el territorio nacional para demostrar la tranquilidad ciudadana, en tanto cuentas mienten sobre «sitios tomados».

Denuncias sobre lo que en realidad se busca con la intervención humanitaria, así como las consecuencias que ha traído este tipo de «ayuda», abundan entre los mensajes de personas de todas partes del mundo que apoyan a la isla.

Abundan también mensajes que desarticulan las verdaderas pretensiones dentrás de los disturbios: violencia, agresión, vandalismo..., todo lo que desestabilice y justifique la injerencia.

Fuente

 

 

Suscríbete para recibir las últimas noticias y novedades

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario