EEUU Walmart

Tres bancos nacionales asociados a Walmart dependen por completo de las comisiones por descubierto (en sus cuentas bancarias) que les cobran a los clientes de bajos ingresos.

Tanto el First Convenience Bank como el Academy Bank y el Woodforest National Bank registraron más del 100% de sus beneficios en 2020 y 2019 gracias a las comisiones por descubierto, según un estudio publicado a principios de este año por la Brookings Institution. Tal como lo indica el informe, estos bancos «tenían más ingresos por las comisiones por sobregiro cobradas que los ingresos netos totales (lo que significa que perdían dinero en todas las demás facetas de su actividad)».

La investigación fue citada por el senador Chris Van Hollen (demócrata de Maryland) en una audiencia de control celebrada el 3 de agosto de 2021 ante la Comisión de asuntos bancarios del Senado, a la que asistieron los principales reguladores financieros. El director en funciones de la Office of the Comptroller of the Currency (OCC – Oficina de Control de la Moneda, dependiente del Departamento del Tesoro), Michael Hsu, criticó las “excesivas comisiones por descubiertos bancarios” y declaró ante el senador Chris Van Hollen que su agencia está “estudiando muy de cerca” el asunto.

«Ese tipo de instituciones fueron identificadas, así como otro tipo de prácticas. Utilizaremos toda nuestras herramientas, todos los instrumentos de supervisión, para estudiarlas», dijo Michael Hsu. «Algunas de esas prácticas fueron identificadas hace ya cierto tiempo y estamos trabajando en ellas», añadió.

Chris Van Hollen intervino con una pregunta sobre la seguridad y la solidez de los bancos cuya rentabilidad depende de determinadas fuentes de ingresos. Michael Hsu le respondió que se trataba de una preocupación legítima, pero señaló que no podía comentar casos concretos ni «informaciones confidenciales sobre la supervisión en trámite».

Hace tiempo que se sabe que los bancos asociados a los centros comerciales de Walmart son los que más comisiones por descubierto cobran en el país. Pero este nuevo estudio llega en momentos en que Walmart trata de ampliar su influencia en el sector de los servicios financieros. A principios de este año, la empresa anunció el lanzamiento de una nueva rama “fintech” (tecnología financiera) destinada a ofrecer a sus clientes “soluciones financieras abordables”. Truthout le pidió a Walmart que comentara las declaraciones de Michael Hsu. Actualizaremos este artículo si un representante de la empresa nos responde.

La investigación de la Brookings no sólo se centró en Walmart, que sigue siendo la mayor empresa del mundo en términos de ingresos y personas empleadas, a pesar de la vertiginosa expansión de Amazon en las últimas dos décadas. También analiza cuáles son las empresas que obtienen la mayor parte de sus beneficios con las comisiones por sobregiro. Así, pudo constatar que se trata de los tres primeros socios de Walmart. First Convenience, Academy y Woodforest son también los únicos bancos de EE.UU. cuyos ingresos por comisiones por descubierto superan el 100% de los beneficios totales, y las recargas (por esas comisiones) aplicadas por los dos primeros bancos superan el 200% de los beneficios de cada empresa. Tanto Woodforest como First Convenience venden en su sitio web los mismos servicios que proponen en las cajas de Walmart.

El autor del estudio, Aaron Klein, investigador principal de Brookings, afirmó que los bancos que obtienen la mayor parte de sus ingresos gracias a las comisiones por sobregiro se parecen más a los «prestamistas de día de pago» [préstamos a corto plazo de cantidades relativamente pequeñas, no más de 500 dólares que deben ser pagados al mes siguiente, el día de pago, con intereses muy altos] que a los bancos tradicionales. Los préstamos son, en general, el servicio financiero más lucrativo que proponen los bancos.

«Se trata de una combinación de prestamistas de día de pago y de esos prestamistas que prestan bajo depósito de un cheque, con un modelo de negocio basado en un solo producto y con un interés anual muy alto, que sólo pagan las personas que carecen de dinero en efectivo», explica Aaron Klein, hablando de esos bancos. Puso un ejemplo: una comisión por descubierto de 35 dólares para facilitar una compra de 25 dólares, lo que equivale a un tipo de interés anual (TAE) del 25.000%. En comparación, las cooperativas de crédito ofrecen pequeños préstamos a corto plazo con un TAE de hasta el 28%.

Aaron Klein señaló que otras investigaciones anteriores habían demostrado que 80% de todos los recargos por sobregiro recae sobre el 9% de las personas, lo que demuestra que esos recargos conducen a un ciclo de endeudamiento similar al que agobia a quienes contraen préstamos de día de pago. Otro estudio reciente de la Financial Health Network reveló que el 43% de los hogares con bajos ingresos declararon haber tenido descubiertos bancarios en el último año, con 9,6 descubiertos mensuales de promedio.

En 2014, las comisiones por sobregiro de los bancos instalados en los centros de Walmart fueron noticia nacional cuando un análisis publicado por el Wall Street Journal (11 de mayo de 2014) mostró cómo estas empresas tenían unos ingresos por comisiones de sobregiro desproporcionados, y cómo los clientes de Walmart las utilizaban efectivamente como alternativas a los prestamistas de día de pago. El artículo señalaba que la gran mayoría de las sucursales de First Convenience, Academy y Woodforest podían encontrarse fácilmente dentro de las tiendas Walmart.

En 2010, el banco más grande y también el que más depende de Walmart, Woodforest, pagó 33 millones de dólares para resolver las reclamaciones de los denunciantes ante la OCC por prácticas engañosas y comisiones excesivas por sobregiro. La empresa modificó sus métodos, pero la OCC resolvió el caso sin que el banco tuviera que admitir o negar los cargos. Robert Marling, que era entonces director general de Woodforest, dijo al Wall Street Journal en 2014 que era consciente de que la gente utilizaba su banco como sustituto de un prestamista de día de pago. Woodforest permite que la gente se endeude hasta 500 dólares, sabiendo que habrá que pagar una tarifa extra por ello.

Walmart se convirtió en la mayor empresa del mundo en 2002, en pleno impulso desregulador de la era neoliberal, luego de que una serie de acuerdos de libre comercio provocaran la deslocalización de la producción estadounidense y el crecimiento de la economía de servicios en el país.

Además, la empresa alcanzó los primeros puestos de la lista Fortune 500 gracias a una agresiva estrategia de reducción de costos, presionando a los proveedores y con implacables campañas de desmantelamiento sindical. Walmart prefirió cerrar establecimientos y divisiones enteras en lugar de negociar con los trabajadores que votaron por el derecho a sindicalizarse. Ninguno de los 1,5 millones de empleados de la empresa en Estados Unidos está sindicalizado. Los nuevos empleados tenían que ver un video de formación que denigraba la negociación colectiva. El resultado fue el mantenimiento de los bajos salarios de los empleados de Walmart. Según un estudio publicado en noviembre de 2020 por el Government Accountability Office (Oficina gubernamental de rendición de cuentas), ninguna otra empresa tiene tantos empleados que no tienen otra solución que la de acogerse a programas de asistencia social basados en los recursos, como Medicaid y cupones de alimentos. Desde 2017, Walmart propone a sus empleados una alternativa a las comisiones por sobregiro y a los préstamos de día de pago bajo la forma de adelantos de día de pago con interesess que oscilan entre el 6% y el 36%. Alrededor del 27% de los empleados de la empresa, es decir, 380.000 trabajadores, utilizaron este servicio en 2019.

Después de haber captado la mayor parte del mercado minorista, Walmart trató de crear su propio banco y solicitó una carta bancaria federal en octubre de 2005. Pero la empresa retiró su solicitud en marzo de 2007 tras las presiones que ejercieron algunos legisladores y reguladores. Pero con el crecimiento de las empresas fintech, Walmart ya no necesita solicitar una carta bancaria para ampliar la gama de servicios financieros que propone. Las empresas fintech pueden ser reguladas como proveedores de servicios a los bancos. Una de estas empresas, Chime, fue objeto recientemente de un minucioso examen por parte de ProPublica [un sitio de periodismo de investigación de interés público] tras recibir un gran número de denuncias sobre restricciones en el acceso de sus clientes a su dinero.

En febrero de 2021, Walmart declaró que no tenía intenciones de solicitar una autorización para convertirse en una compañía de préstamos industriales [ILC – una institución financiera que presta dinero y que puede ser propiedad de instituciones no financieras] después de fortalecer su equipo de fintech mediante la contratación de dos banqueros experimentados de Goldman Sachs. (En diciembre de 2020, la Corporación Federal de Seguros de Depósitos facilitó los trámites para que las empresas no financieras se convirtieran en ILC, las que pueden actuar como bancos sin la supervisión de la Reserva Federal). Los observadores del sector financiero dicen que Walmart parce no estar interesada en crear su propio banco, sino en mejorar los servicios que brinda a través de una simple aplicación telefónica. Esto le podría dar a la empresa y a sus socios oportunidades extras para cobrar comisiones bancarias muy elevadas a los clientes, sin estar sujetos a la supervisión a la que están sometidos los bancos normales.

Pero no está claro aún cómo será el panorama regulatorio para el negocio fintech de la compañía si las autoridades reprimen las altas tarifas que aplican los bancos asociados, cuyo modelo de negocio es similar al de los prestamistas de día de pago o bajo hipoteca del salario. «Las tarifas excesivas por sobregiro, los préstamos usureros, las trampas de deuda con alto costo: todas eso debería prohibirse», dijo Michael Hsu a Van Hollen, de Maryland. “Es algo que no tiene cabida en el sistema bancario federal”. (Artículo publicado en Truthout, 5-8-2021)

* Sam Knight es periodista, redactor y cofundador de The District Sentinel, una cooperativa de información sobre la política en Washington y sobre la política federal.

Fuente

 

Suscríbete para recibir las últimas noticias y novedades

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario