La cifra de 1.400 millones, que prácticamente triplica las previsiones iniciales, es una estimación provisional ya que dependerá de cuál sea el crecimiento final de la inflación este año. De momento agosto la inflación se ha disparado a su mayor tasa en casi una década, con un papel decisivo del crecimiento desorbitado del precio de la electricidad. De hecho, este jueves el mercado mayorista de electricidad batirá su cuarto máximo histórico consecutivo por la subida de la cotización del gas natural y la cotización récord de los derechos de emisión.