NIÑATOS Y CHIQUILICUATRES VERSUS RANAS

Díaz Ayuso se ha postulado como candidata a la presidencial del PP de Madrid con el irrevocable argumento de que “soy mujer, por lo que puedo hacer dos cosas a la vez”, así como, “Esperanza Aguirre fue presidenta de la Comunidad madrileña y responsable del partido y al PP le fue muy bien". Aquí no midió muy bien sus palabras, no hace falta relatar los innumerables casos de corrupción y las taimadas ranas que se dieron durante los mandatos de Aguirre.

Todos los analistas políticos coinciden que el encontronazo de la dirección de PP de Pablo Casado con Díaz Ayuso, en la pretensión de esta con hacerse con la presidencia del PP de Madrid adelantando el proceso electoral contraviniendo toda la agenda marcada por la dirección nacional popular, tiene que ver con la presunta intención de la presidenta de la comunidad madrileña de desbancar a Pablo Casado al frente del PP. 

En esta disputa entre Ayuso y Casado, la primera ha encontrado relevantes apoyos como la conocida como verso suelto del PP caída en desgracia, Cayetana Álvarez de Toledo, que aún debe seguir escocida por su defenestración de la primera línea política en el PP y cada vez que puede suelta un aldabonazo contra Casado. Esta vez, ha dicho que Díaz Ayuso merece ser presidenta del PP de Madrid porque ha devuelto a los madrileños a la ilusión por votar. Es decir, Casado no ilusiona.

Del mismo modo, está teniendo el apoyo de Esperanza Aguirre, la otrora todo poderosa en el PP de Madrid, también dolida por la falta de apoyo por Génova en sus múltiples problemas respecto a su posible responsabilidad en los distintos casos de corrupción en su etapa de responsable del partido en la comunidad madrileña. La expresidenta de la Comunidad y del PP de Madrid ha manifestado que dará su apoyo a la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, para que lidere el partido en la autonomía y critica que desde Génova se intente retrasar el Congreso, calificando de “niñatos y chiquilicuatres” a los que están detrás de Génova y Martínez Almeida, incluyendo al propio Pablo Casado.

Efectivamente, desde Génova no se fían de las palabras de Díaz Ayuso con las que niega aspiración alguna a la presidencia nacional de su partido, menos aun estando Miguel Ángel Rodríguez por detrás. Y dándole el beneplácito de la duda, dado que el PP de Madrid no se ha podido renovar por estar gestionado aún por una gestora, en el que aún el 75% de los contratados existentes son de la época de Esperanza Aguirre, temen que se puedan dar nuevos episodios de corrupción de llegar Díaz Ayuso de la mano de Aguirre, que puedan dar al traste con las aspiraciones de Casado de alcanzar la Moncloa ahora que las encuestas soplan a su favor. 

Que Esperanza Aguirre, se sienta más cómoda estando rodeada de ranas chapoteando en charcas corruptas que de “niñatos” y “chiquilicuatres” de Génova, supone toda una declaración de principios que pone de los nervios en el PP de Casado y de ahí que estén buscando una tercera vía para evitar los posibles males por venir.

A Pablo Casado le salió bien la operación de quitarse a Cayetana Álvarez de Toledo de en medio y los posibles efectos colaterales de la decisión están al parecer ya amortizados, aunque de vez en cuando, la diputada por Barcelona, intente pasar factura, como es el caso. Lo que no está tan claro es que la operación de contener a Díaz Ayuso le vaya a salir bien. Casado apostó por Díaz Ayuso, porque quería en Madrid alguien a la que podría en cierto modo controlar y los hechos dicen que no está siendo así. Su apuesta a la que engordó, ha crecido tanto que a buen seguro terminará devorándolo en un sentido o en otro.

Según ha trascendido, Génova aceptaría sin más que Díaz Ayuso se hiciera con el mando del PP de Madrid, incluso adelantado el proceso electoral, si le ofrece a cambio la cabeza de Miguel Ángel Rodríguez, esto es, que abandone la influencia del expresidente José María Aznar y se aleje de los postulados de Vox. 

Atentos, nos queda aún mucho por ver y disfrutar. 

Puño en Alto

Suscríbete para recibir las últimas noticias y novedades

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario