Podemos Iglesias Trabajo Economia Yolanda 1370572961 15190352 1020x574

Yolanda Díaz será la gran ausente de la convención con la que Podemos pretende rearmarse ideológicamente, según confirma a Vozpópuli el entorno de la titular de Trabajo. La vicepresidenta segunda del Gobierno tiene un "compromiso familiar ineludible" y estará fuera de Madrid entre este jueves y el domingo, justo el lapso de las jornadas de los morados que congregarán a la plana mayor y al resto de ministros del partido.

Según las fuentes consultadas, los movimientos de Díaz están "muy calculados" y la ministra de Trabajo está decidida a guardar distancia de un acto tan relevante y puro de partido. Algo similar, explican estas fuentes, a lo que ocurrió durante la conmemoración del centenario del Partido Comunista, donde Díaz evitó intervenir desde el atril con la hoz y el martillo y lo hizo micrófono en mano desde su asiento. "Además, prefirió aparecer junto a los líderes sindicales para reforzar la imagen del diálogo social del Gobierno. No da puntada sin hilo", explica una fuente de Podemos.

Los símbolos en política son muy importantes y el equipo de Díaz lo sabe. Esa fuente morada, además, se congratula de que por primera vez "Podemos se acostumbre a ir despacio", en referencia a la articulación del espacio que está impulsado la vicepresidenta, que ha citado este martes la "perseverancia" tras acordar los presupuestos. "Nunca hemos sabido hacer una buena gestión de los tiempos", reconoce la fuente de Podemos.

El problema es que una parte de la izquierda sabe que Díaz necesita 'desvincularse' de Podemos para ir más allá y trascender las siglas de cara a la construcción de ese espacio que aglutine todo lo que no cubre el PSOE. "El objetivo es que si Yolanda Díaz lidera una lista, quien la vote sepa que no vota por Podemos, sino por algo más", explica otra fuente morada.

Los morados cerrarán el ciclo de conferencias de su universidad de otoño con Pablo Iglesias, recién elegido presidente del Instituto 25M. Pese a que el exvicepresidente abandonó sus cargos en el partido y salió del Ejecutivo, ahora tiene, gracias a la fundación morada, un nuevo micrófono desde el que influir en la acción política del partido. Eso sí, sin cobrar ni un euro.

Iglesias reconoció que su figura política estaba amortizada y no parece buena idea que Díaz se vincule tanto al acto morado de estos próximos días, coorganizado por la fundación del partido, si pretende ensanchar su base electoral con una nueva plataforma.

Podemos no se siente agraviado

Eso sí, la vicepresidenta ha sido formalmente invitada a las jornadas y los morados la han persuadido para que haga un hueco en su agenda. Pero Díaz está decidida a salir de Madrid esos cuatro días, una vez que la coalición de Gobierno ha sellado este martes el acuerdo de presupuestos. Los morados, no obstante, dicen no sentirse agraviados por la ministra y respetan los compromisos personales de la vicepresidenta.

El entorno de Díaz asegura que "no hay ningún problema" entre ella y Podemos. Y recuerda que la titular de Trabajo ya participó hace un mes en la edición asturiana de la universidad morada (donde no estuvo Iglesias). Pero lo cierto es que las jornadas de esta semana son palabras mayores y acapararán bastante más atención mediática por el peso de los participantes. Precisamente, el foco de los medios es otra de las claves. Las fuentes consultadas explican que la presencia de Díaz "eclipsaría" por completo las jornadas.

Los ministros Irene Montero, Alberto Garzón e Ione Belarra no se perderán la universidad de otoño. Tampoco la cúpula del partido con la secretaria de organización, Lilith Verstrynge, a la cabeza. También estarán el secretario de Estado para la Agenda 2030 y líder del Partido Comunista, Enrique de Santiago, y el de Derechos Sociales, Nacho Álvarez, así como la delegada del Gobierno para la Violencia de Género, Victoria Rosell y el exfundador morado Juan Carlos Monedero.

Convenciones de octubre

Podemos no ha querido dejar pasar la oportunidad de organizar su particular convención en octubre, como acaba de hacer el PP, Vox este fin de semana y como hará el PSOE el próximo día 15, cuando dé el pistoletazo de salida al 40 Congreso en Valencia. Los partidos están engrasando sus motores para arrancar el curso político que se acaba de abrir y que se culminará en 2023, cuando los españoles estén llamados a las urnas si no hay antes un adelanto electoral.

Los morados acamparán en Rivas Vaciamadrid (Madrid) con el lema "Abrir horizontes, construir democracia". Y han llamado a sus militantes y simpatizantes a sumarse para hablar de las eléctricas, de medioambiente, de fiscalidad, de derecho a la vivienda, de plurinacionalidad o de la crisis del monarquía y el "horizonte republicano", entre otros asuntos.

Es más, han puesto a la venta entradas a 3,5 euros hasta completar aforo. Y dos conciertos, de Soleá Morente, Anita Kuruba y el grupo Califato 3/4, pondrán banda sonora a la ausencia de Díaz y a la nueva etapa de Podemos sin Pablo Iglesias a los mandos, pero como referente.

Fuente

 

Suscríbete para recibir las últimas noticias y novedades

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario