a44937

Reproducimos un fragmento de la carta que el diario junge Welt dirigió al público alemán e internacional (el fragmento está en castellano en el original), denunciando la persecución a la libertad de prensa de la que este diario es objeto, así como un resumen de las preguntas que el partido de izquierda Die Linke realizó en el Parlamento federal para conocer los detalles del porqué de dicha persecución y las respuestas por parte del Ministerio del Interior alemán. Tanto la presentación preliminar previa por parte de Die Linke a las preguntas como las respuestas del Gobierno federal dan qué pensar sobre el derecho a la libertad de expresión y de prensa en la Alemania actual. SP

“Ataque a la libertad de prensa,Llamado por la libertad de prensa y de opinión

Por jW

Preocupados por la libertad de prensa en el país, el editor, el equipo editorial y la cooperativa del diario berlinés Junge Welt se dirigen al público alemán e internacional. Como único diario en la República Federal de Alemania, junge Welt está bajo constante vigilancia por parte del servicio secreto interno. Desde 2004 aparece de forma regular en el Informe Federal de Protección Constitucional (VS) en la sección "Extremismo de izquierda" y se le clasifica allí como un "grupo" que supuestamente persigue "objetivos anticonstitucionales". Pero junge Welt no es una organización política, sino un producto periodístico. Vemos un escándalo político en el hecho de que una autoridad estatal presume de poner en la picota a un periódico independiente de esta manera porque no le gustan determinados contenidos.

En una carta abierta a todos los grupos parlamentarios del Bundestag a mediados de marzo de 2021, los editores, la editorial y la cooperativa se quejaron de esta drástica injerencia en la libertad de prensa y la libertad de expresión. También señalaron "desventajas considerables en la competencia" que junge Welt sufre por aparecer mencionado en el informe de VS. Por ejemplo, Deutsche Bahn y varios municipios y estaciones de radio se niegan a alquilar espacios publicitarios con referencia a la mención en los informes de la Oficina para la Protección de la Constitución, las bibliotecas bloquean el acceso en línea al periódico y una imprenta se niega a producir otra impresión con un anuncio de junge Welt. En respuesta a nuestra carta, el grupo parlamentario del partido Die Linke se dirigió al gobierno federal con una pregunta en sede parlamentaria (BT-Drucksache 19/28956) con el fin de conocer en detalle las razones de la observación de junge Welt por parte del servicio secreto.”

Preguntas formuladas por la diputada Ulla Jelpke y otros miembros del grupo parlamentario Die Linke.

Obstrucción del derecho de prensa y de competencia en la mención al diario junge Welt en el informe de defensa de la Constitución.

Impreso BT 19/28956

Observación preliminar de la parte interpelante:

Por lo que saben los autores de la pregunta, el único diario mencionado en el informe de la Oficina Federal de Protección de la Constitución desde hace años es el periódico nacional junge Welt, que se publica en Berlín desde 1947 y, según sus propias declaraciones, es independiente de partidos, instituciones u otras organizaciones.

En el capítulo "Extremismo de izquierda" se dice que el "diario de orientación comunista" "aboga por la instauración de una sociedad socialista/comunista" y es el "más importante con una tirada semanal de 25.600 y 27.900 ejemplares en la edición del sábado respectivamente, el medio impreso de mayor difusión del extremismo de izquierda". La Oficina Federal de Protección de la Constitución clasifica a los miembros de la redacción y a algunos de los autores habituales y colaboradores como pertenecientes al "espectro de la extrema izquierda".

Se afirma que el periódico, según los directores, editores y la cooperativa, quiere "no solo informar, sino también movilizar para la acción y formar para la resistencia". Además, se queja:

"Al hacerlo, jW no profesa explícitamente la no violencia. Por el contrario, proporciona repetidamente una plataforma pública para las personas que aprueban los delitos con motivación política" (Verfassungsschutzbericht des Bundes 2019, p.160).

Además, junge Welt, la cooperativa y la editorial se menciona en el anexo del registro de la Oficina Federal de Protección de la Constitución como "agrupaciones", "en las que los indicios disponibles han llevado en su opinión general a la evaluación de que la agrupación persigue objetivos anticonstitucionales, es decir, que es una agrupación extremista" (Oficina Federal de Protección de la Constitución 2019 p.357, 373, 375).

En un compendio de la Oficina Federal de Protección de la Constitución sobre la presentación de áreas de trabajo seleccionadas y objetos de observación de diciembre de 2018, también se menciona a junge Welt. Afirma que "jW se declara solidario con los países comunistas y socialistas como Cuba y apoya sus políticas". Además, "las organizaciones guerrilleras y terroristas extranjeras", como las FARC colombianas (ahora disueltas como organización armada) o los grupos palestinos, son "reinterpretados como 'movimientos de liberación', de los que a menudo se informa de forma favorable y acrítica en los correspondientes artículos tendenciosos". El compendio también menciona la Conferencia Internacional Rosa Luxemburg, que se celebra anualmente en enero desde 1996 y cuya elección de temas, participantes y ponentes procede en su mayoría del "espectro de extrema izquierda y de influencia de extrema izquierda" (…)

En una carta abierta a los grupos parlamentarios del Bundestag, la redacción, la editorial y la cooperativa de junge Welt se quejan de "considerables desventajas en la competencia" por haber sido nombrados en el informe sobre la protección de la Constitución. Se argumenta que junge Welt no es una organización política, sino un producto periodístico, y que la cooperativa y la editorial son empresas económicas sujetas a las leyes normales del mercado y a los mecanismos de control legal. "Si la Oficina Federal de Protección de la Constitución aprovecha ahora el hecho de que no le guste el contenido del periódico para ponerlo en el punto de mira, esto no sólo supone una intromisión masiva en la libertad de prensa y la libertad de expresión, sino también en la libertad de comercio", dice la carta. En varias ciudades, por ejemplo, no se ha permitido a la empresa alquilar espacios para publicidad en el transporte público, en referencia al control de la protección constitucional. Asimismo, Deutsche Bahn AG se negó a poner a disposición de Junge Welt espacios publicitarios a cambio del pago habitual, por ejemplo, en las estaciones de tren. Varias emisoras de radio también se negaron a emitir para junge Welt anuncios de radio pagados. Una gran cadena de supermercados había intentado prohibir junge Welt en las zonas de venta de periódicos de sus sucursales. Una imprenta se negó a imprimir una revista de otra editorial que ya había sido pagada y estaba disponible como archivo de impresión terminado, porque contenía un anuncio de junge Welt. En la Universidad Goethe de Fráncfort del Meno también se prohibió a junge Welt alquilar espacios publicitarios. La razón aducida fue que Junge Welt se mencionaba en el informe sobre la protección de la Constitución. Según sus propias declaraciones, Junge Welt también está experimentando dificultades en la distribución de su periódico.

En las bibliotecas públicas, por ejemplo, aparece una y otra vez un mensaje de "Prohibido" cuando se intenta acceder al sitio web del periódico en los ordenadores de dichos lugares. En algunas prisiones, Junge Welt está en la lista de publicaciones autorizadas y no se entrega a los suscriptores encarcelados. Además, los profesores y las profesoras que también se refieran a junge Welt en las clases sobre el tema de la prensa diaria podrían meterse en problemas, contra los que podrían tener que defenderse legalmente. El periódico también sufre desventaja bajo la ley de competencia porque los socios y autores de las entrevistas pueden sufrir perjuicios sólo por el hecho de que su nombre aparezca en el periódico, ya que esto puede ser considerado una circunstancia incriminatoria que puede ser utilizada en los tribunales.

En este contexto, los autores de las preguntas se refieren a la llamada sentencia del Tribunal Constitucional Federal de 2005, en la que el máximo tribunal alemán, en un litigio entre el semanario de extrema derecha Junge Freiheit y el Estado federado de Renania del Norte-Westfalia, consideró que la mención del periódico en el informe de NRW sobre la protección de la Constitución constituía una restricción inadmisible de la libertad de prensa. El tribunal dictaminó que la publicación de su nombre en el informe sobre la protección de la Constitución violaba el derecho fundamental del periódico a la libertad de prensa en virtud del artículo 5 (1) frase 2 de la Ley Fundamental (GG), porque este derecho fundamental garantiza la libertad de producir y distribuir material impreso y, por tanto, por el medio de comunicación de la prensa. El Informe de Protección Constitucional afectaría negativamente a la capacidad de funcionamiento del periódico. De este modo, se podría disuadir a los lectores potenciales de comprar y leer el periódico. Además, no es improbable que anunciantes, periodistas o escritores de cartas al director aprovechen la mención en el informe de protección constitucional como una oportunidad para alejarse del periódico o boicotearlo. "Tal efecto indirecto de los informes de protección constitucional equivale a una intromisión en el derecho fundamental de comunicación", dijo el tribunal. Desde la libertad de prensa se cubrió también la decisión de querer ofrecer un foro sólo para un determinado espectro político, pero allí conceder a los autores una amplia libertad y posteriormente no identificarse con todas las publicaciones individuales. Se requería una prueba especial de por qué las correspondientes aspiraciones anticonstitucionales podían deducirse de los artículos de terceros que no pertenecían al equipo de redacción. En la evaluación, hay que tener en cuenta que los periódicos no suelen adoptar como propios todos los contenidos publicados, aunque no se distancien expresamente de ellos en cada caso.

Independientemente de la orientación política e ideológica opuesta de Junge Welt y de Junge Freiheit, al que los autores de las preguntas consideran antidemocrática y racista, no ven ninguna razón para que la argumentación fundamental de los jueces de Karlsruhe no se aplique también al diario de izquierdas.

Pregunta 1. ¿por qué el diario junge Welt (…)en el informe federal sobre la protección de la Constitución para el año 2019 y años anteriores en el capítulo "Extremismo de Izquierda", así como en el anexo de registro de "grupos", "para los que los indicios fácticos disponibles en su opinión general han llevado a la evaluación de que la agrupación persigue objetivos anticonstitucionales, es por tanto una agrupación extremista", y qué "indicios fácticos concretos existentes en su visión de conjunto", han "llevado a la valoración" de que el periódico, su editorial y la cooperativa son agrupaciones que persiguen objetivos anticonstitucionales? (Informe Federal sobre la Protección de la Constitución 2019 pp. 160, 357, 373, 375) (sírvase motivar detalladamente)

Sobre la pregunta 1.

El Ministerio Federal del Interior (BMI) informa al público al menos una vez al año en un informe resumido sobre los propósitos anticonstitucionales, en la medida en que existan indicios fácticos de suficiente peso para ello y en particular sobre los acontecimientos de actualidad. El BMI cumple con este requisito legal, entre otras cosas, publicando el Informe Federal anual sobre la Protección de la Constitución.

El diario "junge Welt(jW), (...) persigue propósitos contra el ordenamiento democrático liberal. De acuerdo con la citada disposición, se debe informar al público en el informe de protección constitucional federal.

La clasificación de los grupos de personas con determinados propósitos extremistas se basa en las siguientes consideraciones:

jW es un diario con una clara orientación comunista. Su convicción marxista fundamental tiene como objetivo esencial sustituir la democracia liberal por un orden social socialista/comunista.

Las convicciones marxistas revolucionarias fundamentales se basan en varios aspectos que van en contra de los principios básicos del ordenamiento democrático liberal. Por ejemplo, la división de una sociedad según la característica de pertenencia a una clase orientada en base a la producción contradice la garantía de la dignidad humana. Las personas no pueden ser degradadas a "meros objetos" ni subordinadas a un colectivo, sino que el individuo debe ser tratado por principio y siempre de libre. Por el contrario, la subordinación incondicional de una persona a un colectivo, a una ideología o a una religión constituye un desprecio por el valor que le corresponde a cada individuo por sí mismo. La dignidad humana es igualitaria, es decir, se basa exclusivamente en la pertenencia a la especie humana, con independencia de características como el origen, la raza, la edad o el sexo (cf. Schenke, Wolf-Rüdiger, Kurt Graulich, Josef Ruthig [eds.], Sicherheitsrecht des Bundes, Múnich 2019, p. 1.272).

La orientación marxista de jW se pone de manifiesto, además, en el hecho de que el periódico aborda las ideologías de los clásicos del marxismo-leninismo como base de sus aspiraciones. A menudo, se hace una referencia positiva a los precursores comunistas (sobre todo Vladimir I. Lenin, Rosa Luxemburg, Karl Liebknecht, Karl Marx y Friedrich Engels). La elección de los temas y la intensidad de los reportajes tienen como objetivo una presentación "izquierdista" y de las ideas políticas de extrema izquierda, y se orientan hacia la propia identidad de jW como diario marxista.

En consecuencia, jW no refleja un amplio espectro de opiniones y puntos de vista diferentes; las voces disidentes y las opiniones contrarias están representadas en jW en muy pocas ocasiones. El periódico difunde su propia verdad subjetiva y pretende lograr, en este aspecto, una "contra-opinión pública".

A través de una selección de temas correspondientes a su agenda ideológica y de una cobertura informativa unilateral, jW actúa como multiplicador de las posiciones extremistas de izquierda. Con una tirada actual de 23.400 ejemplares (27.000 ejemplares los sábados), según sus propios datos, jW llega a un amplio círculo de destinatarios en el que puede difundir sus posiciones anticonstitucionales.

jW ofrece regularmente a los representantes de las organizaciones de extrema izquierda en Alemania y en el extranjero la oportunidad de propagar sus posiciones políticas en sus propios artículos y/o entrevistas. Así, jW ofrece un foro para la publicación de ideas revolucionarias. Las posiciones extremistas publicadas en los artículos también pueden atribuirse a jW o a su redacción, ya que el periódico no se distancia explícitamente de su contenido. Además, jW no se ve a sí misma como un "mercado de opiniones", sino que la selección de artículos y expresiones de opinión revela una determinada línea de contenido (véase la decisión del 1er Consejo Judicial del Tribunal Constitucional Federal (BVerfG) de 24 de mayo de 2005, Ref.1 BvR 1072/01). (…)

(…)

Pregunta 6 ¿En qué medida y bajo qué condiciones es pertinente que un periódico sea nombrado en el informe sobre la protección de la Constitución si quiere "no sólo informar, sino también movilizar para la acción y formar resistencia", y ¿en qué medida se dan estas condiciones en el caso concreto de Junge Welt? (especifique por favor).

a) ¿Qué acciones concretas, para las que se ha movilizado junge Welt, conoce el gobierno en detalle y hasta qué punto estas acciones justifican una mención en el informe sobre la protección de la Constitución?

b) ¿Qué finalidad afirma el gobierno federal que tienen los intentos por parte de Junge Welt de “formar resistencia”, y hasta qué punto justifican estos intentos una mención en el informe sobre la protección de la Constitución?

Sobre la pregunta 6, 6a) y 6b)

Las preguntas 6, 6a y 6b se responden de forma conjunta:

jW no sólo informa sobre las actividades del espectro de la extrema izquierda, sino también se moviliza a favor de ella celebrando actos junto con otros extremistas de izquierda, participando en actividades o haciendo publicidad para ella. Esto se refiere, por ejemplo, a las actividades para las "manifestaciones del 1 de mayo revolucionario". En 2019, por ejemplo, publicó un llamamiento de un grupo autónomo para participar en la "Manifestación revolucionaria del 1 de mayo" en Berlín-Friedrichshain. El llamamiento dice, entre otras cosas, que la manifestación se sitúa bajo el lema "Contra la ciudad de los ricos" y que "sacará a las calles las luchas que se libran en la ciudad". En otro artículo, se cita a un participante diciendo: "Nuestro objetivo común es una sociedad sin clases".

Además, jW organiza anualmente la "Conferencia Internacional Rosa Luxemburg", a la que asisten principalmente extremistas de izquierda de Alemania y del extranjero. Además, jW se anuncia regularmente con anuncios o noticias para eventos de, por ejemplo, la "Izquierda Intervencionista" (IL), el Partido Comunista Alemán (DKP), las Juventudes Obreras Socialistas Alemanas (SDAJ), el "Grupo de Poder Obrero" (GAM) trotskista, la "Organización Socialista Internacional" (ISO) trotskista, la "Alternativa Socialista(n)" (SAV) trotskista, el "Partido Marxista-Leninista de Alemania" (MLPD) o la "Rote Hilfe e.V.". (RH). A menudo, el periódico también contiene noticias de seguimiento de estos eventos. Por primera vez en 2018, jW reconoció explícitamente que, además de su labor periodística principal, también quería actuar de forma explícita orientada a la acción. En un artículo conjunto bajo el título "Heißer Herbst - Widerstand formieren" (Otoño caliente - Formar resistencia), los editores de jW,(…) declararon que el periódico no sólo quería informar, sino también movilizar para "acciones" (cf. jW de 22/23 de septiembre de 2018, p. 16): "Nuestro periódico informa sobre las acciones y ayuda a la movilización. Promueve el intercambio sobre las posibilidades de derrocar las condiciones de opresión. Y, por último, el colectivo jW trata de estar sobre el terreno siempre y cuando sea posible: con editores y redactores, pero también con equipos de acción".

De este modo, el periódico no sólo ofrece a los extremistas de izquierda un foro y una plataforma de información, sino que también participa activamente dando apoyo en numerosas actividades.

Los marxistas tienen un interés vital en promover la formación de la opinión pública de la población en el sentido de sus propios principios rectores ideológicos, ya que la conciencia correspondiente es un requisito previo fundamental para el desarrollo del proceso revolucionario, para la "formación de la resistencia".

Pregunta 7) ¿Qué quiere decir concretamente el Gobierno Federal con la afirmación del Informe Federal de 2019 sobre la Protección de la Constitución de que “junge Welt no se compromete explícitamente con la no violencia”? ¿Mejor dicho, proporciona repetidamente una plataforma pública a personas que aprueban los delitos de motivación política”?

a) En opinión del Gobierno Federal, ¿con qué fundamento y bajo qué circunstancias se exige un compromiso explícito de no violencia por parte de un periódico, su editorial y su cooperativa si operan legalmente sobre la base del ordenamiento jurídico alemán, y por qué la ausencia de tal compromiso en el caso de junge Welt se presenta como prueba de su supuesta anticonstitucionalidad?

b) ¿Tiene el gobierno federal conocimiento de algún otro diario o semanario en Alemania que declara expresamente su apoyo a la no violencia y, en caso afirmativo, ¿cuál y de qué forma se expresa allí este compromiso?

c) ¿Tiene conocimiento el Gobierno Federal de que el propio diario junge Welt, su redacción, su editorial o la cooperativa hayan hecho llamamientos a cometer actos de violencia y delitos y, en caso afirmativo, ¿cuáles?

Pregunta 8. ¿en qué forma concreta ofrece Junge Welt una plataforma pública a las personas que aprueban los delitos de motivación política?

a) ¿Qué casos concretos conoce el Gobierno Federal en los que Junge Welt ha ofrecido una plataforma pública a personas que aprueban delitos de motivación política? (por favor, especifique)

b) ¿En qué medida opina el Gobierno Federal que un diario, que quiere cumplir con su deber de informar, ¿no puede entrevistar a personas que aprueban actos delictivos por motivos políticos o documentar sus declaraciones sin ser sospechoso de hacer causa común con estas posiciones?

c) ¿Supone el Gobierno Federal que junge Welt puede examinar las posiciones y declaraciones de personas que aprueban los delitos de motivación política, y, si es así, ¿cuáles, ¿cuándo y en qué casos concretos y en base a que conclusiones?

Sobre 7, 7a) a 7c) y 8, 8a) a 8c).

Las preguntas 7, 7a a 7c y 8, 8a a 8c se responden de forma conjunta:

jW publica regularmente artículos que abordan la cuestión de la violencia como medio en la lucha política. En repetidas ocasiones se encuentran justificaciones del uso de la violencia o, al menos, representaciones acríticas. Se da una plataforma pública a las personas que abogan a favor de crímenes de motivación política.

Así, aparecen entrevistas y artículos en los que representantes de grupos violentos promueven su uso de la violencia como medio político en la "lucha" contra el "capitalismo", el "imperialismo" y el "fascismo"; por ejemplo, artículos de antiguos miembros de la "Facción del Ejército Rojo" o una entrevista con comandantes de la guerrilla colombiana. A este respecto, jW da la impresión continua de tolerar el posible uso de la violencia por parte de dichas personas o grupos. Esta impresión no se contrarresta ni con un claro distanciamiento ni con un compromiso de no violencia. (…)

https://www.jungewelt.de/downloads/antwort_br_anfrage_linke.pdf

https://www.jungewelt.de/keinmarxistillegal/es

 
 

Suscríbete para recibir las últimas noticias y novedades

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario