central1 crop1637006812679.jpg 1317745577

Reconvertir la antigua central nuclear de Vandellòs I en un centro oncológico público de protonterapia, una de las más innovadoras técnicas de lucha contra el cáncer en pacientes pediátricos y cada vez más en adultos. Ese es el ambicioso proyecto que el Ayuntamiento de Vandellòs i l’Hospitalet de l’Infant y la Mancomunitat d’Iniciatives pel Desenvolupament Integral del Territori de Vandellòs i l’Hospitalet de l’Infant, Tivissa y Pratdip (MIDIT) reclama que lideren el Estado y la Generalitat de Catalunya.

La iniciativa, que se dio a conocer ayer en el hotel SB Ciutat de Tarragona, convertiría la instalación en un centro pionero y de referencia en el estudio y tratamiento con esta especialidad que en la actualidad en España sólo se aplica en dos hospitales privados (ambos en Madrid). En todo el mundo hay un centenar funcionando y están anunciados otros 30.

La pasada semana se conoció el caso de una niña cambrilense de cinco años, Carlota, que ha tenido que tratarse en Trento (Italia)

El estudio económico prevé una inversión de 134 millones de euros y se dio a conocer ayer al detalle con el claro objetivo de sacar adelante este proyecto que ya se ha presentado a todas las administraciones y agentes sociales.

La hora de concretar

Los promotores buscan ahora concretarlo definitivamente aprovechando que la central nuclear de Vandellòs I se encuentra en los últimos años del conocido como período de latencia de desmantelamiento de nivel 2. De hecho está previsto que finalice en 2028 y la empresa pública estatal Enresa, encargada de esos trabajos, inicie entonces la cuenta atrás para demoler la caja de contención y devuelva la totalidad de los terrenos a su imagen original antes de la infraestructura.

Precisamente las características de la caja que albergaba el antiguo reactor nuclear (escudos, volúmenes) la hacen especialmente adecuada para su posible reutilización parcial en un centro de protonterapia.

central2.jpg 914739709

Un instante de la presentación del proyecto, ayer en Tarragona.

La propuesta nació a raíz de un trabajo de fin de grado del arquitecto Carlos Gonzalvo, miembro del grupo de Investigación CAIT de la Escuela Superior de Arquitectura de la Universitat Rovira i Virgili (URV).

Esta reutilización supondría un ahorro de coste mínimo estimado de 34,4 millones de euros en el desmontaje definitivo, y, al mismo tiempo, supondría un ahorro en costes de inversión de 9,7 millones de euros para un futuro centro según explicó ayer el consultor económico de ICPP SL Eduard Jiménez, encargado del estudio socieconómico del proyecto.

El alcalde de L’Hospitalet de l’Infant, Alfons Garcia, califica el proyecto como «pionero, transformador y supra-autónomico» ya que podría dar servicio anualmente a 1.500 pacientes y a comunidades cercanas, además de Catalunya, como Aragón, Comunitat Valenciana y Baleares.

«Representaría una «oportunidad real para el desarrollo económico del territorio», especificó Garcia, quien admite, sin embargo, que todavía no han conseguido que el Gobierno español y la Generalitat se sumen al proyecto por el momento, liderándolo y apoyándolo, respectivamente.

El alcalde explicó también ayer que llevan trabajando en esta iniciativa desde 2016. Fue entonces cuando el Ayuntamiento y el MIDIT iniciaron la ronda de reuniones con los Ministerios de Sanidad e Industria del Gobierno español, los departamentos de Economia, Salut, Treball i Universitats de la Generalitat de Catalunya; Enresa; el Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT); el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN); la Associació Nuclear Ascó-Vandellòs II; A.I.E (ANAV); la delegación del Gobierno español en Catalunya; la subdelegación del gobierno español en Tarragona, la Delegació territorial del govern de Catalunya; el Institut Oncològic de Catalunya (ICO); el Hospital Sant Joan de Reus; el Instituto de Salud Carlos III y algunos grupos políticos del Congreso de los Diputados y del Parlament de Catalunya.

central3.jpg 974768574

La técnica del futuro

La terapia con protones «es la técnica del futuro por sus beneficios y precisión» para luchar contra el cáncer ya que tiene muchas más ventajas que los tratamientos convencionales actuales, explicó ayer el director del Servicio de Protección Radiológica y Física Médica del Hospital Universitari Sant Joan de Reus, Manel Artigues.

Detalló que la radiación con protones no va más allá del tumor; tiene la capacidad de modular y homogeneizar la dosis y también tiene un mayor efecto radiobiológico, es decir, de capacidad de destrucción tumoral.

Indicó que la protonterapia está especialmente indicada, además de los cánceres pediátricos, para tratar en adultos tumores en cabeza y cuello; medula espinal; ojos; pelvis, próstata y pulmón.

En el futuro centro se han diseñado cuatro salas de tratamiento, con un ciclotrón y tres gantries (máquinas) y una sala de haz fijo y, también, servicios complementarios de diagnósticos y medicina nuclear. Se estima en 200 los puestos de trabajo directos que generaría una vez puesto en funcionamiento.

Fuente

 

Suscríbete para recibir las últimas noticias y novedades

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario