casado abascal 1200x797 1 660x439

El diario alemán Taz ha publicado un demoledor artículo sobre el poder judicial en España y su escoramiento hacia la derecha. En él, son tajantes y ya en el subtítulo lanzan el primer dardo: "PP y Vox determinan la dirección de los tribunales".

El citado medio recuerda que durante años magistrador cercanos al Partido Popular y Vox han ostentado la mayor parte de puestos relevantes en los altos tribunales. Y recuerda que, aunque ahora gobierne la izquierda en coalición, esta situación no ha cambiado. Además, se hace eco del bloqueo al que sometieron los populares desde la moción de censura que hizo caer a Rajoy a la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

El periódico alemán sostiene que esta situación es la responsable de que los dos estados de alarma del Gobierno de Sánchez fueran declarados nulos por el Tribunal Constitucional (TC) pese a que "hasta la OMS elogió a España por su lucha contra la pandemia del coronavirus". Y añade que, para más inri, en los próximos meses, el mismo tribunal "tendrá que decidir sobre la ley del aborto y sobre el hecho de los colegios católicos que segregan por sexo deben seguir siendo financiadas por el estado".

Tras esto, el tono de este artículo de Taz se vuelve aún más cañero: dando marcha atrás hasta el juicio a los líderes del 'procés', es claro al espetar que "el Tribunal Supremo no vio ningún problema" en que Vox se presentara como acusación popular. Y suelta la primera bomba: "En lugar de trabajar políticamente en el referéndum catalán, España se basa en la represión judicial. Los jueces también piensan poco en la libertad de expresión y la libertad artística". En este momento, menciona el caso de Valtònyc y remarca que en nuestro país "una y otra vez, los raperos son condenados a prisión por insultar a la majestad o glorificar el terrorismo".

Y, tras recordar el proceso judicial tras el cual Alberto Rodríguez tuvo que abandonar su escaño en el Congreso y el tirón de orejas del Tribunal Europeo de Derechos Humanos por el caso Bateragune que afecta a Otegi, añade que "cuando se trata de políticos conservadores de alto nivel o incluso del rey emérito Juan Carlos I, el poder judicial no es tan estricto".

Fuente

 

Suscríbete para recibir las últimas noticias y novedades

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario