8219 petras

En opinión del  sociólogo estadounidense y profesor emérito de la Universidad de Nueva YorkJames Petras, el resultado general de la primera vuelta de las elecciones celebradas hace un par de semanas en Chile  han sido, en general, negativos. Petras expresó estas opiniones en su habitual espacio de entrevistas en la emisora uruguaya "Radio Centenario"

  "La derecha dura, los fascistas pro Pinochet, -expresó Petras a su entrevistador- representados por la candidatura de José Antonio Kast ganó la mayoría con un 28%. Le siguió inmediatamente después  la candidatura de centroizquierda encabezada por Boric, que consiguió  un 26% de apoyos

    Ello no debe empujarnos a pensar que la derecha en Chile  es electoralmente hegemónica, porque mucha gente de la izquierda popular no fue a votar, votó en blanco o votó por cualquier candidato.

   La chilena es una situación en la que los movimientos populares están ubicados a la izquierda y, en cambio, los electorales para están a la derecha. Pero los resultados definitivos los veremos el 19 de diciembre. En mi opinión  creo que los resultados van a ser muy ajustados".

  "La cuestión es que- prosiguió diciendo James Petras- la gran mayoría de los chilenos pobres no votaron. En cambio las clases altas votaron  en un altísimo porcentaje. En algunos barrios ricos los porcentajes  llegaron a alcanzar cerca del  90%.
 
  "En nuestra opinión, los chilenos están hartos tanto de los candidatos que dicen representar a la izquierda como de aquellos otros que representan a la derecha. Lo que sucede en realidad es que ni unos ni otros  están representando objetivamente los intereses de la población.
 

   Sin embargo, la prensa internacional, la prensa burguesa en Estados Unidos, Canadá y Europa han  enfatizado los resultados de Kast, el candidato pro Pinochet,  que ha conseguido quedarse con la cuarta parte del electorado. O sea, un 28%.

    Lo que parece claro es que  si ganara la   derecha  que representa José Antonio Kast, este intentará  profundizar En las prácticas del pinochetismo, la represión, e  tratará de utilizar la lucha contra la delincuencia como pretexto para reprimir los movimientos sociales. Ya en el sur de Chile los grupos indígenas y  sus simpatizantes  están sufriendo  ataques salvajes  protagonizados por el cuerpo de carabineros de Chile, que actúan como una fuerza de choque de la ultraderecha

    Al ser preguntado por su entrevistador acerca de la razón por la que se está experimentando en la región un fuerte crecimiento de la extrema derecha, el profesor Petras contestó que 

   "Yo creo que la gente que vota por la derecha moderada está desplazando su voto hacia la extrema derecha . Muchos  de estos sectores pretenden castigar y culpar a los pobres por cualquier problema económico, social... No obstante, estos mismos sectores  se niegan a pagar impuestos, no desean tener ningún tipo de obligaciones sociales, no desean abordar el tema de la sanidad pública planificada…  

   En relación con las elecciones venezolanas, James Petras en sus respuestas "Radio Centenario" intenta explicarse el fenómeno de la abstención que se produce en ese país caribeño.

   "Alrededor del 45% decidieron ir a las urnas, pero otros sectores sociales se abstuvieron porque sienten que  se encuentran representados en el  actual gobierno. Tienen la sensación de que este tipo  de elecciones locales no cuentan mucho. Hay otros que con su abstención  pretenden presionar al gobierno venezolano a  seguir adelante con el programa de Chávez y no compromisos con la derecha.

    Las fuerzas políticas bolivarianas ganaron 20 de los 23 gobernadores. La derecha se quedó sólo con 3. En mi opinión, esa es una clara indicación de cuando hay opciones populares profundamente opuestas a la derecha, antiimperialista, la izquierda gana. Pero cuando trata políticas tibias que carecen de sentido para la mayoría, la gente se queda confundida, o  trata de buscar otras  formas de expresar su oposición.

    En el caso de Venezuela votaron por Maduro, votaron por el chavismo. Y en Chile las "izquierdas" están  enredadas en un  doble discurso. Uno por la revolución, y el otro por la inactividad.

Fuente

 

Suscríbete para recibir las últimas noticias y novedades

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario