Los ocho principales accionistas de Pfizer y Moderna ganaron más de diez mil millones de dólares la semana pasada, gracias al rápido aumento del valor de las acciones tras el hallazgo de la nueva variante ómicron. Por su parte, defensores de la salud pública de todo el mundo advierten que seguirán apareciendo nuevas variantes del coronavirus a menos que los países ricos y los fabricantes de vacunas se esfuercen más para revertir la inequidad en el acceso a las vacunas. “Las empresas que sacan el máximo provecho de la situación hacen lo mínimo para transferir su tecnología”, dice Nick Dearden, director de la organización Global Justice Now UK, que trabaja por la justicia social y actualmente está documentando las ganancias de las grandes empresas farmacéuticas. “Su prioridad es generar enormes cantidades de dinero para algunas de las personas más ricas del mundo”.

Para conocer más sobre este tema, vea (en inglés) la conversación que mantuvimos con Nick Dearden.

Fuente  Pfizer y Moderna 

 

Suscríbete para recibir las últimas noticias y novedades

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario