Al día de hoy casi el 100% de la información transmitida por los medios de comunicación se dedica exclusivamente a la pandemia por el COVID-19, dejando atrás temas de gran relevancia tanto para España como para Europa. Pongamos como ejemplo entre otras muchas, las imputaciones por la contratación de la visita del papa a Valencia, las escandalosas cuentas ocultas del Borbón Juan Carlos I envueltas de amantes y comisiones de su íntimo amigo Saudí,  sin embargo hay algo urgente que se debería resolver con urgencia, me refiero al sangrante tratamiento que reciben los refugiados en la frontera de Turquía con Europa.

Hagamos una pequeña cronología del problema que comienza con el conflicto en Siria en 2011:

15 marzo: Primeras protestas en Deraa, cuna de la revuelta siguiendo la fórmula de las llamadas revoluciones árabes patrocinadas por la CIA y la colaboración europea.

18 agosto: EE UU anuncia sanciones contra el régimen a las que se suma la UE.

Al inicio, los rebeldes contaban con asistencia no letal, pero más tarde EE.UU. empezó a procurar financiamiento, armas y entrenamiento. Después, acabó admitiendo que parte de la ayuda letal terminó en manos de terroristas que la usaron tanto contra el Gobierno y los civiles, como contra la oposición. Además Arabia Saudita, Catar, Kuwait, así como Turquía habrían proporcionado "millones de dólares" a los «grupos terroristas, incluido el Frente Al Nusra y el EI», según declaró en marzo de 2014 David Cohen, secretario adjunto del Departamento de Tesoro para Terrorismo e Inteligencia Financiera de EE.UU. ​ Hasta el 2016 se estimaba que los grupos armados ilegales recibieron unos 2450 sistemas portátiles de defensa aérea, 1750 sistemas antitanque, 650 lanzacohetes múltiples, más de 24000 proyectiles de distintos tipos y más de 600 toneladas de explosivos. ​

2012:

4 febrero: Comienza el asedio a Homs.

2013:

7 marzo: El Frente Al Nusra toma Raqa.

21 agosto: La oposición denuncia 1.300 muertos por armas químicas en la periferia de Damasco. Rusia y EE UU obligan al régimen de El Asas a destruir su arsenal químico.

Si bien el objetivo principal de la coalición aliada era luchar contra el EI, sus ataques no siempre fueron precisos, habiéndose cobrado la vida de centenares de civiles y atacado a posiciones e infraestructura del gobierno sirio, bajo el pretexto de un ataque defensivo o de ataques de represalia por el uso de armas químicas

2014:

14 enero: El Estado Islámico conquista Raqa.

26 enero: Gobierno y oposición acuden a las negociaciones de Ginebra auspiciadas por la ONU, que terminan sin acuerdo

29 junio: El Estado Islámico (EI) proclama un califato que se extiende desde la provincia siria de Alepo hasta la iraquí de Diyala.

22 septiembre: EEUU y una coalición internacional empiezan la campaña de bombardeos aéreos contra el ISIS.

2015:

21 mayo: El Estado Islámico controla ya más del 50 % del territorio sirio, después de hacerse con la monumental ciudad de Palmira.

30 Septiembre: Rusia, Irán y agrupaciones chiitas, como Hezbolá, apoyan al Gobierno sirio que combate a Estado Islámico, grupos islamistas, el ejército libre sirio apoyado por Turquía y las fuerzas democráticas de Siria, apoyada por los EE. UU. Desde el 30 de septiembre de 2015, Rusia llevó a cabo una operación antiterrorista en Siria después de que el presidente sirio solicitara ayuda militar. En los cinco meses y medio que duró el operativo, las Fuerzas Aéreas rusas destruyeron más de 12.000 blancos de infraestructura.

2016:

31 enero: Nuevas negociaciones en Ginebra apadrinadas por la ONU.

22 febrero: EE.UU y Rusia acuerdan un alto el fuego del que se excluyen los ataques al Estado Islámico.

15 abril: Nueva ronda de diálogo en Ginebra, sin avances. La oposición pide la salida de El Asad.

17 julio: El Ejército sirio y la aviación rusa toman el control de la única ruta de acceso al este de Alepo, en manos rebeldes. Cientos de miles de civiles quedan asediados

22 diciembre: El Ejército sirio controla toda la ciudad de Alepo en un vuelco al conflicto.

Para 2016, de los 22 millones de habitantes del país más de la mitad se vieron obligados a huir. 13 millones y medio de estos desplazados internos necesitan ayuda urgente. Además, 4,8 millones llegaron a huir a países vecinos; Turquía acogió a 2,7 millones de sirios, Líbano a cerca de un millón y cerca de 650.000 fueron a Jordania. Tres cuartas partes de los refugiados son mujeres y niños. Según cifras de Unicef, al menos 652 niños fueron asesinados, un 20 % más que en 2015. Además, se reclutaron, casi mil niños soldados para luchar directamente en primera línea. Los más vulnerables son los 2,8 millones que se encuentran en zonas de difícil acceso. De ellos, 280.000 vivieron bajo asedio, casi completamente aislados de la ayuda humanitaria. 338 centros médicos quedaron reducidos a escombros en 2016.

Europa no soporta esa entrada de refugiados en su territorio y llega a un acuerdo con Turquía para que frene allí esta migración (​Declaración UE-Turquía, 18 de marzo de 2016), es decir Europa paga unos cuantos miles de millones de euros para que Turquía retenga allí a los refugiados, el chantaje está servido.

Sin embargo a partir de la retirada de USA, Turquía emprende el ataque en Siria para intentar anexionarse la zona del Kurdistan Sirio y comenzar allí en aniquilamiento del pueblo Kurdo, pero se encuentra la presencia del ejército ruso que defiende el territorio Sirio y al propio ejército Sirio. Ante esta dificultad el chantajista Erdogán vuelve a chantajear a Europa para que ésta le apoye en esta empresa, con la amenaza de que si no lo hace abriría sus fronteras para que salgan los refugiados hacia Europa, principalmente Grecia, creando una nueva y vergonzante crisis de refugiados.

En la frontera turco-griega, estos últimos días se están congregando miles de refugiados sirios, iraquíes, paquistaníes, afganos y somalíes con la esperanza de entrar en la Unión Europea (UE).

El detonante del malestar se produjo con la muerte de una treintena de soldados turcos en una ofensiva del gobierno sirio (con logística rusa) en Idlib. Se trata del mayor número de bajas sufridas por el ejército turco desde que decidiera participar en la guerra de Siria.

En las fronteras terrestres se han producido jornadas de violencia y enfrentamientos entre los refugiados y la policía griega que, ha llegado a cargar contra mujeres, hombres y niños con gases lacrimógenos, bolas de goma y tiros “disuasorios” y ya se ha declarado algún muerto.
El resultado es, miles de personas que están siendo subastadas y maltratadas por Europa como sobornador y Turquía como chantajista>

No olvidemos lo que está sucediendo a tiempo real mientras discutimos noticias del coronavirus.

 El cuervo Ingenuo

https://www.cear.es/cear-denuncia-que-el-acuerdo-entre-la-ue-y-turquia-vulnera-los-tratados-internacionales/

https://elpais.com/internacional/2020/03/01/actualidad/1583082693_987580.html?rel=mas

Suscríbete para recibir las últimas noticias y novedades

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario