269a340d7d3ac96a557b0e14a8d33065

JxCAT ha quedado atrapado en la Generalitat. No se saldrá del Govern que preside Pere Aragonès pese a que discrepa de manera frontal de su principal iniciativa política para esta legislatura: la reactivación de la mesa de diálogo. En condiciones normales, la Generalitat debería romperse y Aragonès seguir gobernando en minoría. Sin embargo, la realidad resulta mucho más prosaica que los ideales políticos. Junts solo cuenta con una incipiente estructura territorial, el partido acaba de nacer, carece de fondos y depende de las aportaciones de sus altos cargos para la campaña de las municipales en 2023. Jordi Sànchez, su secretario general, es consciente de que, si la formación sale del Govern, el partido creado por Carles Puigdemont hace un año desaparece.

Suscríbete para recibir las últimas noticias y novedades

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario