grosz25 big

“El país”, afirmó Pere Aragonès en el acto de toma de posesión como presidente de la Generalitat, “necesita levantar de nuevo la cabeza”. Muy pocos, por no decir casi nadie, discreparán de él. Ahora bien, la pregunta es ¿para mirar adónde? El nuevo ejecutivo llega después de semanas de unas negociaciones que han sido más agrias que tensas y que se han prolongado durante este mes de mayo bajo la sombra de la aplastante victoria de Isabel Díaz Ayuso en las elecciones a la Asamblea de Madrid, que, no por esperada, complica menos las cosas al independentismo catalán, especialmente a quienes defienden la posibilidad de continuar con la mesa de diálogo con el ejecutivo central.

Suscríbete para recibir las últimas noticias y novedades

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario