Sense titol 11

La caída de Afganistán a manos de los talibanes el pasado 15 de agosto ha puesto en cuestión el éxito y el gasto de las misiones internacionales en la región, de las que España formó parte hasta este 2021. Con la salida de los últimos soldados españoles de Afganistán el pasado 13 de mayo se cerraba la Misión Resolute Support y se ponía fin a casi veinte años de cooperación española en el país. 

Tras los atentados terroristas del 11-S, España se unió a la misión en Afganistán con las fuerzas de las Naciones Unidas. El 27 de diciembre de 2001, el Gobierno de José María Aznar ratificó la participación de 485 efectivos en la misión, en la recién creada ISAF (Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad). 

Desde entonces, España ha invertido, al menos, 3.638 millones de euros en Afganistán. Este dato lo hemos obtenido sumando las cifras de gasto del Ministerio de Defensa hasta 2014, de 3.500 millones de euros, más lo calculado a partir de las comparecencias anuales de los respectivos ministros de defensa en la Comisión de Defensa en el Congreso. Newtral.es ha preguntado a Defensa por el gasto total de las misiones de España en Afganistán, pero desde el gabinete de prensa del Ministerio de Defensa no nos han dado una cifra global de la actuación. 

gastos afganos

Además de los recursos económicos, el país ha enviado más de 27.000 militares y personal de refuerzo, primero como parte de las fuerzas de las Naciones Unidas y luego bajo el mando de la OTAN.

[Defensa omite del presupuesto tres cuartas partes del gasto en misiones en el exterior]

España no especificó el gasto de Defensa en Afganistán hasta 2008

La Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad (ISAF, por sus siglas en inglés) es el nombre que se le dio a la coalición de fuerzas multinacionales que participó en la guerra de Afganistán entre 2001 y 2014. La ISAF, bajo el comando de la ONU, tenía como objetivo principal ayudar al gobierno interino afgano en la transición democrática y reconstrucción del país. La movilización de los primeros 485 efectivos españoles se aprobó en Consejo de Ministros el 27 de diciembre de 2001, y 350 se trasladaron al país en enero de 2002, según el comunicado de final de misión del Ministerio de Defensa

De acuerdo con las comparecencias de los diferentes Ministros de Defensa en el Congreso, en 2011 se alcanzó el punto álgido de la implicación española en el país, con un presupuesto de 450 millones de euros. En este punto además es cuando se alcanzó la máxima presencia española en la zona, superando los 1.500 efectivos entre 2010 y 2011.

Los datos del gasto de Defensa destinado al inicio de la intervención no son tan claros. En los presupuestos de Defensa de 2002 se asignó una cuantía por todas las operaciones para el mantenimiento de la paz que ascendía a  60.100 euros, pero no se desglosan los costes por misión. Durante esos años, el Ministerio de Defensa tampoco señaló los costes de las misiones en Comisiones Parlamentarias. 

Sin embargo, un informe del centro Dèlas, ha situado el gasto total de 1.191 millones de euros hasta el 2008, a partir de contestaciones a preguntas en el Congreso. Alejandro Pozo, autor del informe Alianza de Barbaries e investigador del centro Dèlas, apunta a Newtral.es que "en el 2002, España participaba simultáneamente en la Operación Libertad Duradera con EEUU y en la ISAF", y por tanto el informe las contempla como cifras globales.

Los presupuestos de Defensa mantuvieron la partida de 60.100 euros hasta 2005, cuando se incrementó el gasto en 18,3 millones de euros. A partir de ese año, España pasó a estar al mando de la base en Herat y se hizo cargo del equipo de reconstrucción provincial en Qala-i-Naw.

Misión Resolute Support: los años de entrenamiento a las fuerzas afganas

Planteada por la OTAN, la Misión Resolute Support comenzó en 2015, tras el fin de la misión de ISAF. Se planteó como una segunda etapa con el objetivo de asistir y asesorar a las instituciones afganas. Durante esta misión, España rebajó notablemente su presencia en el país, pasando de 1.478 efectivos en 2015 a 77 en 2016. La dotación económica proporcionada también se redujo de forma drástica, de los 119 millones de euros de 2015 a 4,7 millones de euros en 2016. 

En los años posteriores, España ha ido aumentando el presupuesto destinado a la misión en Afganistán hasta alcanzar los 8 millones en 2021. También el contingente desplazado se ha incrementado este último año, doblando el número de efectivos (68 a principios de 2020 y 159 en 2021). 

Sin embargo, Estados Unidos anunció el pasado 14 de abril que retiraría sus tropas antes del aniversario de los atentados del 11S. A este movimiento, la OTAN respondió declarando que los 10.000 soldados que permanecían en Afganistán también abandonarían el país a partir del 1 de mayo. 

Un mes después, el 13 de mayo, España recibió al último destacamento desplazado en territorio afgano. De esta manera, se pone fin a veinte años de misiones en Afganistán, en las que 104 españoles perdieron la vida. La mayoría de los fallecidos (62) tuvieron lugar en el accidente del avión Yak-42, que se estrelló en Turquía el 25 mayo de 2003, según recoge el Ministerio en su memoria sobre las misiones en Afganistán

Contribuciones de la Agencia Española de Cooperación Internacional 

Además de la aportación a las alianzas internacionales, durante los primeros compases de la guerra en Afganistán, España realizó varias contribuciones a ONGs y misiones humanitarias a través de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID). Rafael Rodríguez-Ponga, el secretario general de la Agencia en 2002, expuso en comparecencia en el Congreso las cuantías que se destinaron a estas misiones. Entre 2001 a 2003, se invirtieron 6 millones de euros en este tipo de misiones, con partidas destinadas a Médicos sin Fronteras, Cáritas o ACNUR. 

El gasto de España en el desarrollo de Afganistán siguió creciendo hasta alcanzar en el periodo 2006-2010 los 150 millones. Esta candidad fue acordada en la Conferencia de Donantes de Londres, según El Conflicto de Afganistán, un documento publicado en 2009 por el Ministerio de Defensa.  

Fondo Fiduciario del Ejército Nacional Afgano

El fondo, fundado en 2007 por la OTAN, se construyó para financiar el coste de transportes y equipos donados por los países de la ISAF al Ejército Nacional Afgano. En los años siguientes se amplió para poder seguir financiando al ejército a largo plazo. En la cumbre de Chicago en 2012, las fuerzas aliadas reformaron el fondo para hacer las transacciones más flexibles y transparentes. La iniciativa sigue en activo hasta 2024 y ya cuenta con fondos para este 2021. El gasto de España en el fondo de Afganistán ha sido de un total de 5.427.000 dólares, de acuerdo a los informes de la OTAN. Sobre este tipo de fondos, Pozo apunta que son una parte "pequeña" del presupuesto que luego se hace efectivo en Afganistán. "El grueso de lo que se ha dado son contribuciones bilaterales de cada país", añade.

Suscríbete para recibir las últimas noticias y novedades

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario