SOL OCULTO

Hay muchos problemas.

Hay muchos caminos.

Hay muchos partidos.

 

Pero el hambre que es hambre,

y no de justicia,

borra ciertos distingos.

 

Hay un hambre de, pan.

Hay un hambre real.

Hay un hambre mortal.

 

Pero el hombre que es hombre

mantiene su dignidad y defiende la paz.

 

¿Y qué sostiene a esos hombres?

¿Qué enorgullece a los pobres?

¿Y qué erigen con sus nombres

salvo andrajos del pasado?

 

Quienes bien baten el cobre,

en la tierra encuentran soles.

Suscríbete para recibir las últimas noticias y novedades

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario