La irracional alegría

En la mañana clara, la risa de los dioses
retumba como un trueno.
El toro subterráneo levanta la cabeza
y los árboles tiemblan millonarios de hojas.

Tempestad transparente. ¡Azul! Y de repente
una leve sonrisa femenina, perdida,
condena al silencio los grandes poderes,
y parece que algo dice.
                                   Pero no dice nada.

Suscríbete para recibir las últimas noticias y novedades

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario