DEFENDAMOS NUESTRA VIDA

Contra el "todo es verdad y es mentira" de Calderón.

 

Todo es verdad y mentira. Todo es mentira y verdad.

A la vuelta de una esquina, topamos con lo increíble,

y sin pensarlo dos veces, lo llamamos natural.

 

Todo es verdad. Todo es mentira.

Nuestra Historia fabulosa nos cuenta sus mil y un días.

¡Hasta América existía! Y, en corro, cantan las niñas:

«Maravilla, maravilla, que te pongas de rodillas.»

 

Todo es mentira. Todo es verdad.

No hay milagro inverosímil para un español cabal,

ni hay hecho que bien mirado tenga peso sustancial.

Lo pasado es lo pasado. Lo que no ha sido será.

Todo es verdad. Todo es mentira.

 

Un delirio. Un fogonazo. Una aventura. Una prisa.

Un terremoto de absurdos y minúsculos sucesos,

y allá arriba, sin perdones, el cielo azul de Castilla.

 

Todo es mentira. Todo es verdad.

¡Disfraces de fantasía para unos pocos que imperan

y aburridos uniformes para los hombres sin más!

Una danza macabra y un perpetuo carnaval.

 

Todo es verdad. Todo es mentira.

Descarada y luminosa, fabulosa es la alegría,

y la esperanza es un sueño que hay quien prefiere dormir,

pues no hay prisa, nunca hay prisa, si se apuesta a la otra vida.

 

Todo es verdad y mentira. Todo es mentira y verdad.

Pero estos niños callados,

pero estos hombres sin pan,

pero estas madres que lloran

una pena elemental

y unos muertos que están muertos,

esto es real, muy real

y es algo que no podemos

ni aceptar, ni perdonar.

Pues que todo y nada es uno,

hay quien reza: ¡tanto da!,

pero nosotros, erguidos,

tenemos que trabajar

porque nos gritan de cara

el ahora y más acá,

y esta vida es nuestra vida,

y mañana, Dios dirá.

Suscríbete para recibir las últimas noticias y novedades

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario