paga extra mercadona triplica sueldo medio enfermera 4948 620x368

A pesar de ser una de las piezas claves tanto en la lucha contra el Covid-19 como en la campaña de vacunación, las enfermeras no sienten que su trabajo durante la pandemia esté lo suficientemente valorado, sobre todo en lo que a compensaciones salariales se refiere. 

En comunidades como Canarias, el 'plus Covid-19' no ha llegado aún a todos los bolsillos. Allí, la consejería de Sanidad prometió compensar con un máximo de 1350 euros extra el trabajo de los sanitarios. Ni la tercera parte del extra que recibirán los trabajadores de Mercadona, unos 4.500 euros, por su esfuerzo durante la crisis. En el caso de las enfermeras, la distancia es todavía mayor. Incluso, hay sanitarios como Yeray a los que no les ha llegado nada de dicha compensación.  

"Se anunció pero no se ha visto más", asegura este enfermero a Redacción Médica. Paco, médico especialista en Medicina de Familia, tampoco ha podido evitar comparar los sueldos sanitarios con los de la cadena de supermercados. "Mercadona paga más a sus empleados como reconocimiento al trabajo realizado durante la pandemia que el Sistema Sanitario Público a los suyos. Como mínimo curioso para mirárselo, aunque me alegro por los empleados de Mercadona", aseguraba en Twitter.

Acoraida, enfermera, puntualiza que esos 4.500 euros son una prima que cobran los empleados al año por cumplir objetivos, al margen de la pandemia. Viendo las diferencias salariales entre uno y otro sector, a Yeray no le extraña que dos compañeras suyas decidieran dejar el hospital para "irse a trabajar a un supermercado" y otras cuantas para "ser representantes de productos médicos". "Estas son las que más", explica el sanitario.

Todo ello antes de que llegara la pandemia y en busca, en algunos casos, de una mayor estabilidad.  Poder estar más tiempo con su hija fue, precisamente, lo que llevó a una de ellas a buscar una mayor conciliación y un contrato fijo fuera de su sector, aunque ello significara renunciar a su vocación. 

Abandono enfermero tras la pandemia 


Un concepto que, a ojos de este sanitario está "sobreutilizado" para justificarlo todo, incluso condiciones laborales poco justas y cambios constantes de contrato. "La vocación es el comodín del público. Debido a ella, a las enfermeras no se nos trata como profesionales, parece que no necesitamos un sueldo a fin de mes", critica.

En cuanto al sueldo, Yeray asegura que el que ofrecían en el supermercado "se asemejaba bastante al sueldo de un enfermero fijo de mañana en un hospital público sin mucha antiguedad", es decir entre 1.500 y 1.600 euros. El sueldo base de inicio en esta empresa alcanza los 1.297 euros brutos, según informan a través de la página web. 

Este profesional reconoce que, después de "muchos turnos", no es el único que se ha planteado seguir el mismo camino que sus compañeras y explorar otros ámbitos fuera de la Sanidad. De hecho no rechaza por completo esta idea en "en un futuro", ya que, en estos momentos, no se siente valorado.  

"No puede ser que no se valore el súperesfuerzo doblando turnos y asumiendo una carga brutal", denuncia este enfermero, poniendo como ejemplo las "nóminas" de algunas enfermeras "que tuvieron que doblar turnos dos días enteros por la tormenta Filomena". 

Después de pasar dos oleadas de contagios, no ha habido nadie que se haya planteado abandonar, aunque la situación será distinta, asegura, "cuando pase todo el estrés que se está viviendo". Este enfermero no descarta que, una vez pasado lo peor, haya "mucho abandono" dentro de la profesión, sobre todo entre aquellas enfermeras y auxiliares de enfermería "que se han comido gran parte del incremento del trabajo". 

Fuente