1943:   El 8 de mayo, representantes de los     gobiernos de 44 países    se    reúnen en    Hot Springs,     Virginia,    en   los  Estados Unidos,     y    se comprometen   a   fundar una    organización    permanente   dedicada a la alimentación y la agricultura.

         1945:  La FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación)  se establece como organismo especializado de la Organización de las Naciones Unidas en el primer periodo de sesiones de la Conferencia de la FAO, celebrado en Quebec, Canadá.

            1951: La Sede de la FAO se traslada de Washington, D.C., Estados Unidos de América, a Roma, Italia: Viale delle Terme di Caracalla 00100 Roma, Italia.

            La FAO proporciona ayuda práctica a los países en desarrollo a través de una amplia variedad de proyectos de asistencia técnica. La Organización alienta un enfoque integrado, que incluye consideraciones ambientales, sociales y económicas en la formulación de los proyectos de desarrollo.

            El 8 de mayo de 1943 se crea la FAO en Hot Springs (EEUU) para combatir el hambre en el mundo. Pero el hambre sigue, seguimos en el hambre. El hambre es la que aún teje banderas y divisas, la que se esconde astuta detrás de las insignias; la que torna bermejas y negras las camisas. Pan pide la mano cerrada y la mano extendida, la que amenaza y la que codicia, la proletaria y la pa(t)ria... Seguimos en el hambre... seguimos en el hambre todavía (León Felipe).

           El hambre es el primero de los mandamientos: tener hambre es la cosa primera que se aprende. Por hambre vuelve el hombre sobre los laberintos donde la vida habita siniestramente sola... (Miguel Hernández).

         Boca buscando vida a dentelladas, buscando libertad, buscando aurora. Hambre embistiendo en ciegas oleadas que sólo pena y soledad devora. Es la mano del hombre la que guía este sordo destino, esta aventura por donde el hombre asoma cada día como una indomable dentadura. Pan, libertad, amor, Dios, paz, olvido, día a día buscando por sustento, y hombre a hombre, como un niño perdido, como un instinto de animal hambriento.  Amargo el pan, la libertad negada, amor que es odio, paz que es turbia guerra, seco rencor que nunca olvida nada, Dios que desde su altura nos destierra. Cuanto tocan los dientes con su frío, cuanto en la mordedura se cercena, se vuelve masa de amargor y hastío. Sólo comemos soledad y pena. (Leopoldo de Luis).

            Es preciso sentir la muerte girando en los talones, sentirla cagando en los Guantánamos, sentirla cagando en los hambrones. Es el momento de hacernos solidarios, una tempestad de fusiles nos acecha, pero aún quedan brazos para izar banderas.  Llegó el momento de morir de asombros, la hora de descargar nuestros almácigos, de cargar con los sueños que inventamos... Nocturnos en viaje permanente hacia el humanecer de todos, donde tu pan, mi pan sean el mismo pan y todavía quede para los que vengan.   Las blondas del ensueño, el cólera del humo, el bochorno de los panes, las sombrillas del corazón, el desierto de las bolsas o las  zapatillas  de  las   brujas...    Con pie derecho y reposadamente, obviaremos la quimera. Pondremos en el cielo el grito grande. Gritaremos que hay hambre en oleada atroz, que hay hambre junta y a montones, que sin moneda no se compra pan.  ( Pablo Mora ).

        De disturbio en disturbio, sube a acompañarnos con un pan en la mano y un camino en el pie. Nos espera su sombra apercibida. Nos aguarda su sombra acuartelada. Parado en una noche, desocupado, astroso, espeluznante, a la orilla de su alma va y viene. Trata de ser feliz, llora en su mano, recuerda, escribe y remacha una lágrima en su pómulo a espaldas de la noche que lo mira sobre el hosco muñón de su tristeza, en la hondonada gris de sus cimientos. ( César Vallejo, Pablo Mora).

            Madre antigua y atroz de la incestuosa guerra, borrado sea tu nombre de la faz de la tierra.  (Jorge Luis Borges)

 El 8 de mayo de 2001   seguimos en el hambre... seguimos en el hambre todavía...

Suscríbete para recibir las últimas noticias y novedades

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario