Y se quita la túnica, y aparece desnuda toda... ¡Oh pasión de mi vida, poesía desnuda, mía para siempre!...La medida justa del misterio humano... arma cargada de futuro... Jaula de cristal, hembra jadeante... Espuma de la noche, temblor de espuma, pie de sol enfurecido. Piedra de los dioses, sueño de la piedra, piedra de los sueños... Fecunda entraña de la luz... ¿No me conoces? No soy luz ni tampoco noche. Crepúsculo; un engendro de verdad y mentira... Venid, pues, acá todos... todos juntos, ¡oh hermanos!, ¡caminemos tras la nueva aurora en compañía!... ¡Hala al mundo!... ¡Asómbrate! Lo más alto del hombre, el asombro... Tendremos tiempo de llegar a ser un hombre... luego ya no habrá más qué hacer... ¡Antes del Alma fue la Poesía!

Suscríbete para recibir las últimas noticias y novedades

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario