grabar el sueño entre los árboles

desentrañar los secretos al asombro

estar en el centro de la vida de por vida

tener mucha imaginación para ver la realidad

asumir absurdos enigmas laberintos y zozobras

perpetuar la gloria del mundo en un grano de maíz

mantener la espada en la trocha que corresponda abrir

compartir  la  luz al mismo tiempo que la noche oscura

encender lámparas en el túnel de la infamia enloquecida

empuñar  las  manceras  del  arado  en  el lugar apropiado

en  el  momento  apropiado y  en  la  circunstancia  apropiada