MARGARITA

Coronado el corazón
con el amor verdadero
canto el agua y el acero
de tu cabeza al talón.
Celebro el beso y la acción
de tu mano productora.
Tus ojos abren la aurora
en la noche de mi vida!
Es por tu ser protegida
mi alegría de esta hora.
Sale de ti la abundancia
en las dichas que me gozo.
El silbo largo y sabroso
que llena toda mi estancia.
De ti brota la fragancia
dulce y suave que percibo;
el grato olor, el nativo
aire azul de los jazmines.
Es por mí que tus jardines
paren la flor con que vivo.