CASIDA DEL NIÑO TRISTE
.
Quiero ver el ciprés,
quiero ver el limón,
quiero subir al monte
para tocar el sol.
.
El niño estaba mirando
y el niño no veía nada.
Un sabor de higos verdes
le nacía en la garganta.
.
El agua le iba cantando
la canción de su mortaja
y en sueños sin farolas
la fiebre le tiritaba.
.
Quiero beber el agua.
Quiero beber las flores
de las mariposas blancas.
El niño triste de esquinas
se fue a una nube a por agua.

Suscríbete para recibir las últimas noticias y novedades

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario