HASTA QUE TE PRESENTES
voy a ver este pasillo
como un hueco alargado.


Cuando pase tu pie por el peldaño
eclipsará la luna y los faroles de la calle
apagarán sus luces otro tanto...

Cuando esta noche
te acerques a mi casa
estaré sentado en el balcón.
Saltará de mí un prendido girasol...
cinco geranios...!