HAY UN PAÍS EN EL MUNDO...

                            PEDRO MIR

Hay un reino en el cielo

situado en el mismo camino a Dios.

Después de lo vivido

allá se llega con fuerzas de amor.

No tropiezas con espinas ni escarcha,

son perpetuas y divinas las gracias  

de ese estado del yo.

Entrando por la puerta

de la muerte asumida;

la luz que nos espera

es clara de perdón.

Ese dominio tiene                   

el nombre de Deleite, 

Agrado, Goce de Satisfacción.

Mieles confiesan ángeles

entonando  la Gloria de Dios.

Allí retozan      a vuelo en cantares

los trabajadores  

que acá sembraron cañas con dolor,

alegremente     libres

armonizan mejor que un ruiseñor.

Hay campos apacibles,

cordilleras de oro,

veredas de algodón.

En tal lugar espera,

el Rey de las delicias,

con grande bendición!...