ESTA MUCHACHA

que muestra que me ama
que se ha jugado el ser
por la ganancia
de cazar
este pájaro que soy.

Con ardorosa flecha
dispara al corazón;
lo ha tocado de punta,
        como a pétalo,
y lo ha hecho brotar
fragancia de ilusión...

Ahora
en sus manos
late como un Lázaro
llamado a la vida
tres veces   por amor...!