El gato se subió a la mesa,

comió el pan y lamió el mantel,

luego nos sentamos a la mesa

y nos comimos al gato.

Suscríbete para recibir las últimas noticias y novedades

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario