Donde estés   te acompaño.
     Tiendo mi ser como el más delicado viento,
     la más fragante música de cuerdas,
     el más tibio topacio de la tierra.

     Donde quiera que estés
     sentada o en el aire...
     Allí donde te encuentres
     mi mano te acompaña...
     te rodea su tráfico de seda
     paseando tu piel,
     hablando sin palabras.
     Defendiendo el amor
     que no ha empezado
     pero crece de azul
     como los cielos...
     Donde quiera que estés
     recibe mi esperanza..

 

 

 

Suscríbete para recibir las últimas noticias y novedades

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario