Para qué la flor

sobre la música

si en la alegría

de ambos

estoy de pie

cuando sonríes?

El aire y la luz

me son inútiles

cuando frente a mí,

mirándome, respiras.

La fuerza y la juventud

innecesarios

al fundirnos

en vuelo de gozo,

en humo volátil,

en puente espiritual

más allá de toda carne.

Suscríbete para recibir las últimas noticias y novedades

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario