Estas

como

si no

fueras

a regalarme,

envuelto

con espuma,

el beso

de tus besos...

  

Por la variada azul con que me miras.

La escondida lengua que dice:

Bésame hasta doler,   tu beso es mío.

Tu ocupado vestir con telas que murmuran

y esa altura de reina arrodillada;

te enuncio que SOY QUIEN RECIBE PULSOS

y vibra con las ondas que disparas...

Suscríbete para recibir las últimas noticias y novedades

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario