SORPRENDIDO

llegando a las terminaciones,

atrapado por ti,

dudo y celebro.

Tu sangre,

el cerrado pasaje hacia tu cuerpo,

los jugos de tus besos

que acabaron la sed de mis deseos,

los ojos con que has visto mis años

en este apretado tiempo.

Fuerte y aferrado a tu piel,

marcada en celo,

he  cortado dalias

con delicado amor

para ofrecértelo...

Mañana las iré a buscar

en los trabajos del recuerdo.

Suscríbete para recibir las últimas noticias y novedades

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario