Empiezas como  agua delicada
a pasearte por mí,  lavar mis penas.

Con espumosas palabras de caricias
me dices que terminó el momento
en que pisabas la caliente arena

Suscríbete para recibir las últimas noticias y novedades

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario