No recuerdo ,   pues no tuve tu beso,
tu caricia, ni  tu redonda cara tapatía.
Ni recuerdo el aire de tu risa
ni tu voz cadenciosa, ni tu prisa...
Sólo  el ritmo suelto
de tu merengue fácil
sobre la tarima...  

 

 

 

 

Suscríbete para recibir las últimas noticias y novedades

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario