Estamos todos callados escuchándote que hables            

y aunque no entendemos todos, tú nos va enumerando                       

tan viejos misterios tuyos, hueso puro de la vida              

que el sol consume incesante al costado de tu voz.    

                  

Es una historia del padre y es viva historia del hijo                       

la que influye tu oleaje, ardiente espesa palabra              

cubriéndonos con la espuma de frenética saldumbre;                

o con la calma, flotando como el color de la luz.        

       

Hueles y sabes molusco, amargas ola, traspasas               

empujón dulce que invades como un amor...;                   

¡que mareas como una altura, que hiendes            

como una espada de luna...!                

 

Cerramos todos los ojos. ¿Quién es el que viene andando,                   

que apenas pisa las olas...?                   

¿Quién multiplica la pesca y arrebata muchedumbres?             

¿Eres un mar, o aquel lago que secó el sol de la ira?                    

¿Eres el mar, o un espejo que del cielo ha descendido                

para que nosotros, tuyos, queramos soñar el mar?         

            

Luna de ti, la vibrante y pronta pisada luna,                       

¡en estas noches de espera goteando van las barcas                   

en un camino que sigue fuera del mundo, mar mío!                   

Luna de setiembre, última,                   

ya no impávida ni ajena,            

¡en este misterio roto de tu distancia...!                 

  

Cuéntanos del mar; si puedes, luna, contarnos                 

cómo hicieron este mar:            

si a la vez que tú, si antes;                     

si cuando abriste tu cáliz estaba ya aquí,                 

mirándonos...                   

 

Si fue después cuando oíste                 

el rumor de su estallido... Cuéntanos.                       

Estamos quietos, oyendo                      

debajo de luz; callados               

y temblorosos de luz!           

      

¡Tan cerca estamos del mar y de ti,                

callada luna!

 

 

 

Suscríbete para recibir las últimas noticias y novedades

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario